Alerta por dificultades en el desarrollo democrático regional

La Argentina figura en el quinto lugar en un informe de la Fundación Konrad Adenauer. La organización germana criticó la "manipulación de falsas controversias desde la cúspide del poder". Las divisiones y los desafíos

PROTESTA EN BRASIL. Las marchas en San Pablo indican malestar social. REUTERS PROTESTA EN BRASIL. Las marchas en San Pablo indican malestar social. REUTERS
01 Octubre 2013
BERLÍN.- Los países latinoamericanos no lograron grandes avances en su desarrollo democrático, pese a haber obtenido beneficios con la mejora relativa de precios en los mercados internacionales, según el informe de este año del Índice de Democracia en Latinoamérica difundido por la Fundación Konrad Adenauer (KAS) de Alemania.

"La inclusión y el ascenso social alcanzados por cientos de miles de ciudadanos en la década y las excelentes condiciones económicas internacionales para el desarrollo latinoamericano, lejos de constituir un bálsamo que aquiete las demandas sociales, incrementan tensiones derivadas de la desigualdad de ingresos que también caracteriza a la región", se señaló en el documento conocido ayer, elaborado sobre una veintena de ítems.

Por el contrario, los expertos de la KAS (identificada con la Unión Cristianodemócrata de la canciller germana Ángela Merkel) aseveraron que se evidencia un retroceso democrático en la región a los niveles del período 2009-2011, después de un leve repunte el año anterior. "Los sucesos de Brasil, con reclamos en las calles contra la corrupción y los excesos de sus dirigentes, y la insatisfacción creciente en Argentina, Chile y otros países de la región, demuestran que el fenómeno del desarrollo democrático es mucho más amplio y complejo que el desempeño de variables aisladas en lo económico o en lo social y que el propio marco institucional y político de cada sociedad", se advirtió.

Grilla de países

Como todos los años, Uruguay, Costa Rica y Chile, en ese orden, se destacan sobre el resto de los países por su "alto desarrollo democrático". Les siguen Perú, Argentina (quinto lugar en la lista general), Panamá, México y Brasil, que integran el bloque de "desarrollo medio", por encima del de "bajo desarrollo" integrado por República Dominicana, Nicaragua, Ecuador, El Salvador, Colombia, Bolivia y Honduras. En el piso, con "mínimo desarrollo democrático", están Paraguay, Guatemala y Venezuela.

"Brasil y México por volumen, y Honduras, El Salvador y Venezuela, por la intensidad de la violencia, sobresalen negativamente en la tarea de lograr una democracia de plenos derechos y libertades", se puntualizó. En calidad institucional y eficiencia política hubo caídas importantes en Paraguay (por la crisis en 2012, que terminó con la destitución de Fernando Lugo), Argentina (con una de las percepciones sociales de la corrupción más altas de la región) y Panamá.

"La manipulación de falsas controversias desde la cúspide del poder constituye casi una marca registrada de algunos líderes, que la instaló como mecanismo de construcción de poder. Pero en ningún caso ha contribuido a mejorar la situación de los países, sino que provocó divisiones sociales y políticas, cuya reparación requerirá de bastante tiempo y un gran esfuerzo", se advirtió. (Especial-DPA)

Comentarios