Ediles denuncian que se esconde un superávit de unos $ 9 millones

Concejales de la UCR dicen que el municipio obvió registrar en el Presupuesto sobrantes de $ 4 millones en 2011 y de $ 5 millones en 2012.

30 Septiembre 2013
Los concejales radicales de Concepción volvieron a poner el acento en la rendición de cuentas del intendente Osvaldo Morelli. El jueves, el cuerpo deliberativo analizó un proyecto de comunicación mediante el que los ediles opositores solicitan informes al Departamento Ejecutivo por un presunto faltante de $ 9 millones.

"Del estudio global de los ingresos y los egresos del año 2012, registrados en las arcas del Gobierno de la Municipalidad de Concepción, surge que aparentemente se estarían haciendo las cosas relativamente bien, ya que de los $ 141 millones presupuestados para ese año, se recaudaron $ 138 millones y sólo se gastaron $ 133 millones. Eso mostraría un superávit financiero para 2013 de casi $ 5 millones. Pero contablemente ese sobrante desaparece, ya que el superávit de 2012 no se ve reflejado en los ejercicios enviados al Concejo que corresponden a 2013", detallaron los ediles opositores Carlos Olarte, Eduardo Carrizo y Alfredo Estéfano.

Luego, añadieron que del estudio de las cuentas de 2011 surge un superávit de $ 4 millones, que sumado al de 2012 arroja un total de $ 9 millones.

"En los ejercicios contables desaparecieron, tanto del Presupuesto como de las Planillas de Ejecuciones Presupuestarias. Cualquier estudiante del Secundario Comercial sabe que tanto el superávit como el déficit deben aparecer en el ejercicio contable del año siguiente. En este caso los deberían haber trasladado al Presupuesto del año siguiente imputados en el rubro No Tributarios, especificados en algún ítem como Saldo de Ejercicios Anteriores, por ejemplo", plantearon los radicales.

En consecuencia, los ediles advierten que los presupuestos de 2011 y 2012 arrancan "en cero pesos", ya que no registran ningún tipo de traslado de los años anteriores.

"Esto debería verse reflejado en la Cuenta de Inversión, pero no la envían, a pesar de habérselo solicitado reiteradamente desde el Concejo Deliberante", ampliaron los representantes de los concepcionenses.

Inadecuado

Carrizo, Olarte y Estéfano recordaron que la Municipalidad de Concepción no tiene un contador general designado con acuerdo del Concejo Deliberante.

En realidad, quien cumple ese rol es un funcionario municipal nombrado por el intendente Morelli. "El que debe cumplir con el rol de controlar los gastos del Ejecutivo se controla a si mismo. La forma de manejar los dineros públicos en la Municipalidad de Concepción se parece más a una organización sin fines de lucro, donde los ejercicios de comienzo de año deben ser desde $ 0, que a un presupuesto municipal", ironizaron los opositores.

La puja entre los ediles del bloque radical y el oficialismo concepcionense no es nueva. Hace poco más de un mes, los radicales denunciaron que el Departamento Ejecutivo había justificado gastos de dos trimestres de 2013 con el presupuesto 2012.

Uno de los motivos de queja por parte de Olarte, Estéfano y Carrizo era que entre los presupuestos de 2012 y 2013 había un desfasaje de más de $ 27 millones. De esta manera, explicaron los radicales aquella vez, imputar gastos a un presupuesto menor llevaría a balancear un déficit en las arcas de Concepción.

En una reunión posterior a esa denuncia, los responsables de las finanzas de ese municipio aseguraron ante los ediles que los problemas se generaron en el tipeado de los números, y no en los cálculos u otras especificaciones de los fondos ejecutados durante los primeros dos trimestres de este año. Así, explicaron, en la columna que identifica el año al que corresponden las ejecuciones presupuestarias (elevadas al cuerpo deliberativo) se redactó 2012, cuando correspondería haber escrito el número de este año vigente.

Comentarios