Mientras criaban a una hija virtual, su hija real murió de hambre - LA GACETA Tucumán

Mientras criaban a una hija virtual, su hija real murió de hambre

Una pareja de coreanos dejaba abandonaba durante casi todo el día a su bebé de tres meses para participar de un juego online similar a Second Life. Después de una sesión de 12 horas en un cibercafé, encontraron a la pequeña sin vida, en su casa.

11 Mar 2010
SEUL.- En el mundo virtual ellos parecían buenos padres, pero en la vida real dejaron morir de hambre y abandono a su hija de tres meses.

Una pareja surcoreana fue arrestada después de que su beba de tres meses murió mientras ellos jugaban un juego de computadora que, justamente, consistía en criar al personaje virtual de una niña joven.

Ella tiene 25 años y él 41. Se conocieron en una sala de chat de  Juntos, tuvieron una hija, pero pronto ambos se obsesionaron con los videojuegos, en especial con Prius Online.

Este juego de rol, similar a Second Life, permite crear personalidades y existencias virtuales, y una vez alcanzado un determinado nivel, ganar un nuevo avatar, una especie de "hijo" a su cargo.

La pareja -según publicó el diario "Perfil"- se obsesionó con la crianza de una hija virtual llamada Anima y ambos pasaban buena parte del día en cibercafés, mientras dejaban a su hija sola en su casa. Ocasionalmente iban por el hogar para alimentarla con leche en polvo, según dijo la policía surcoreana.

En setiembre, tras una sesión de 12 horas de juego, la pareja volvió a su casa y encontró a la bebé muerta. Las sospechas de abandono y desnutrición fueron luego confirmadas por la autopsia.

Corea del Sur es uno de los países con mayor cobertura de internet del mundo, donde casi el 95% de la población usa la red.

La pareja huyó a la casa de uno de sus familiares, pero fueron encontrados el lunes, y desde entonces el caso conmocionó a la sociedad surcoreana. "Lamento mucho lo que hice y espero que mi hija ya no sufra en el cielo", expresó el padre al portal de noticias Asiaone.

No es el primer caso de este estilo en Corea del Sur. El mes pasado, un joven de 22 años asesinó a su madre porque ella le reprochó que pasaba demasiado tiempo con los videojuegos. En 2005, un hombre falleció de un paro cardíaco después de pasar 50 horas seguidas jugando Starcaft en un cibercafé. (Especial)

Comentarios