Cartas de Lectores

24 Mar 2020

Cuarentena

Anomia significa no cumplir las reglas sociales morales y jurídicas, es un término que se usa para describir ese mal comportamiento social, una situación en la que se borran todos los límites, los deseos y pasiones se vuelven desmedidos, la insuficiencia normativa no porque no existan sino porque su cumplimiento al parecer no resulta obligatorio. No cumplir con la ley es una “avivada” en nuestro país, convirtiéndose en una cultura fuertemente arraigada que sólo conduce a la desorganización, produciendo un estado social de crispación y ansiedad. Somos “un país al margen de la ley”, vivimos con una débil cultura de la constitución y la legalidad, quizás a esto se deba las principales causas de nuestro subdesarrollo. Al parecer a muchos los enorgullece de ser desobedientes y transgresores; a la vez de sufrir dos rasgos sociológicos muy graves, uno la violencia y el otro la corrupción. Así es de triste nuestra realidad, tomamos la cuarentena que nos “recomiendan” por la gravedad de la pandemia del coronavirus (Covid-19) como un feriado turístico, nos divertimos paseando. Lo que pintamos con humor (negro), es la triste realidad de una notable irresponsabilidad. La ilegalidad masiva invade todo el territorio nacional y la desmenuza a partir de nuestro comportamiento ciudadano. No nos sorprende que la repuesta de algunos conciudadanos, consideren que más que una cuarentena son unas “vacaciones improvisadas” para relajar su psiquis de la crítica situación económica que todos vivimos. En contrapuesto me permito encomiar la conducta altruista de Jorge Rocchia Ferro y Catalina Lonac, que ante el dolor de la irreparable pérdida que sufrieran, sienten lo que sienten lo demás en estas críticas circunstancias que vivimos. A la vez rendir un merecido homenaje a los médicos, enfermeras y auxiliares de la salud, por su alta calidad humana, sabiduría, compasión y habilidad, capaces de devolver la salud, brindar consuelo a las personas agobiadas por el dolor, la enfermedad, el sufrimiento y la muerte. Y un reconocimiento especial a los periodistas convertidos en corresponsales de guerra, al darnos a conocer por su valioso intermedio, la verdad sobre este enemigo invisible que en una guerra es siempre el enemigo más duro. Contagiémonos de la generosidad de todas las personas antes mencionadas, siendo responsables, cumpliendo con el aislamiento social, cuidándonos, cuidando al otro y a a todos. Quedate en casa no le abras la puerta al virus.

Pablo José Giunta

Jujuy 575

San Miguel de Tucumán

Siprosa

La lectura del testimonio de la tucumana, primer caso detectado de coronavirus en la provincia, sin dejar de considerar la situación angustiosa que la señora está atravesando, me produce una amarga sensación cuando se refiere en parte de la nota,  que el Siprosa es una mafia, una mentira, un verso. Los que formamos parte del plantel profesional de esa institución responsable de un servicio público esencial: el de velar por la salud de la población de nuestra provincia, y sobre todo  de los sectores más vulnerables, sabemos que no es así de ninguna manera por lo que siento la obligación de rechazar públicamente esa apreciación. Sabemos también que ante una situación de verdadera urgencia, las mayores garantías de solución están en recurrir a los sistemas públicos de guardias, urgencias y emergencias que siempre están. Las estadísticas así lo confirman. Debemos pensar además que lo que ocurre no se trata de algo común, sino de una situación global de extrema gravedad que saturó incluso los sistemas de salud de países con mayores recursos de todo tipo que el nuestro y que atraviesan hoy problemas mayores que nosotros. Finalmente, mi apoyo, reconocimiento y agradecimiento a todos los integrantes del Sistema Provincial de Salud, médicos, odontólogos, bioquímicos, psicólogos, kinesiólogos, fonoaudiólogos, enfermeros, personal de apoyo y autoridades y mis deseos que la familia afectada supere prontamente esta contingencia.

José Luis Allori

[email protected]

Solidaridad

Si en este momento tan difícil que nos toca vivir en el mundo y en nuestro país, es cuando más debemos respetarnos, ninguno es dueño de la verdad absoluta, tratemos de ser solidarios y de respetar a los demás,  porque siguen vigentes los principios de la Revolución Francesa de 1789, Igualdad, Fraternidad, Solidaridad. Los necesitamos para que al mundo le vaya mejor. Mantengamos la fe y la esperanza y cumplamos fielmente con las recomendaciones de los que saben, no nos dejemos llevar por la angustia y la paranoia, del hombre disciplinado depende que salgamos adelante. “La unión hace la fuerza”. Todos debemos apuntar para adelante, dejemos la soberbia y el enfrentamiento. Sabemos que la verdad nos duele hasta lo más íntimo de nuestros ser, ya es hora de que a los que les toca gobernar se pongan los pantalones largos y procedan a ejercer con responsabilidad y dignidad y dejen de lado la publicidad engañosa que estamos protegidos, y nosotros los del llano dejar de descalificarnos unos a otros, y busquemos las coincidencias serias y sinceras que nos conduzcan a salir de este horrible momento que nos toca vivir. Si procedemos con honestidad, con la ayuda de la ciencia y todos los que están trabajando en el mundo para doblegar lo que nos está causando tanto daño, lograremos con perseverancia y disciplina llegar a ver una “luz en el fondo del túnel”.

Federico Yurcovich

[email protected]

Poema de encierro

Aquí me vengo a encerrar/Para evitarlo al contagio /Llegando el virus despacio/Veloz se muestra al actuar/La cuarentena su espacio/Seguro le v’ a quitar/La calma debe primar/En este rudo momento/ Creamé que no le miento:Cada uno...puede ayudar/Al virus batalla hay que dar/Siendo, usté, clave elemento/Destine su hermoso tiempo/A todo lo positivo/Lea un libro, hable al amigo/Recuerde: cuando ha llovido/La lluvia se fue al olvido/Y se aclaró el firmamento/Al mismo tiempo lo cuento/Y lo puede viralizar/Que al verbo lo va a encontrar/Buscando: RAE-diccionario/Forma parte de un glosario/Que llegó para quedar/La Cámara se va a guardar/Por las dudas dicen todos/Tendrán que inventar los modos/P’a sesionar en virtual/Hay que adatar el ritual/Y votar ...usando los codos!/Ahora gracias a todos/Qu’ exponen su propia vida/Y así la plaga temida/Combaten en la Nación/Un aplauso! de corazón/Sea su entrega...reconocida.

Eduardo Nieto

[email protected]

Precios

Provoca vergüenza el aumento de precios que se observa en verduras, alimentos básicos de la canasta familiar, farmacias, carnes y otros productos más. ¿Cómo es posible esta viveza criolla en medio de la segunda fase preventiva de ésta gravísima pandemia mundial? Debe intervenir el Gobierno, aplicando sanciones por abuso desmedido en perjuicio de la ciudadanía. Dios quiera que podamos superar cuánto antes esta situación, pero con un descontrol de precios nos vamos al infierno. Hay gente que no tiene qué comer y son los que viven el día a día. Así como sacaron todas las fuerzas del orden a la calles, así el Gobierno debe frenar la remarcación.

Daniel Leccese

[email protected]

Día de la Memoria

Dicen que en este, el año del coronavirus, no debemos marchar el 24 de marzo de 2020 y uno lo lamenta, porque esta fecha se convirtió en una muy especial para el pueblo argentino, que la siente propia y que no requiere que ningún Gobierno o partido político la convoque, para ser lo que es: multitudes en plazas y avenidas de todo el territorio nacional. Por supuesto que también tuvimos -hasta hace muy poco tiempo atrás - un Gobierno y un partido político que intentó tapar la memoria; tergiversar la verdad y hacer retroceder a la Justicia, pero no lo consiguieron y ningún Gobierno neoliberal y negacionista lo conseguirá, porque el 24 de marzo; el Nunca Más; el grito de Memoria; Justicia y Verdad, al igual que los sueños de nuestros 30.000 detenidos y desaparecidos, son patrimonio del pueblo argentino y no un párrafo de un libro de historia oficial mal escrita. Venimos marchando desde hace mucho tiempo y están las que lo vienen haciendo -incluso- desde antes de que finalizaran los duros tiempos. Venimos marchando contra los que volvieron a intentar el dos por uno y contra los charlatanes y canallas que sostienen la teoría de los dos demonios. Vinimos marchando para lograr la unidad del campo nacional y popular, desde el golpe de estado a Hipólito Yrigoyen; al de Perón; al de Frondizzi e Illia; al de Estela Martínez de Perón. Lo hacemos desde el golpe de mercado a Raúl Alfonsín y desde el golpe corporativo a Néstor y a Cristina. Marchamos durante los últimos cuatro años, siendo resistencia desde la batalla cultural, con ideología; convicciones y mucha cultura. Con una micromilitancia que tuvo la inteligencia necesaria para multiplicar trincheras y así vencer al gigante y poderoso enemigo. El coronavirus no detendrá nuestra marcha este 24 de marzo de 2020, porque la nuestra es una que avanza - implacable - año a año; década a década y generación tras generación, desde un balcón; desde un patio; desde un verde jardín o desde un azul despertar, tan lleno de vuelos y libertad, como los pañuelos que tanto amamos y tanto abrazamos, codo a codo, como indica el Protocolo. Este #24M 2020, estaremos en casa, pero venimos marchando, llenos de patria y de pueblo. #HayMemoria #24MTucumán #30MilPresentes.

Javier Ernesto Guardia Bosñak

[email protected]

Las cartas para esta sección deben tener un máximo de 200 palabras, en caso contrario serán sintetizadas. Deberán ser entregadas en Mendoza 654 o en cualquiera de nuestras corresponsalías haciendo constar nombre y domicilio del remitente. El portador deberá concurrir con su documento de identidad. También podrán ser enviadas por e-mail a: [email protected],  consignando domicilio real y N° de teléfono y de documento de identidad. LA GACETA se reserva el derecho de publicación.

Temas

Coronavirus
Comentarios