La ciudad ya respira con un nuevo pulmón verde

Hoy se inaugura la tercera y última manzana del parque cerrado e inclusivo El Provincial. Tiene un mirador con luces y aspersores que se prenden con el calor. Sólo queda reformar la vieja estación de trenes, cuya obra comenzará en enero.

28 Nov 2019 Por Florencia Bringas
7

DETALLES DE UN PARQUE DIFERENTE. El parque cuenta con aspersores que se prenden cuando hace calor para humedecer y refrescar el aire (arriba). Esos aspersores están ubicados en un mirador elevado (segunda foto). El parque está rodeado por rejas (tercera foto). Además, posee bancos comunitarios (abajo). Entre el mobiliario también hay mesas de ping pong (izquierda). la gaceta / fotos de inés quinteros orio LA GACETA / FOTOS DE INÉS QUINTEROS ORIO

“¿Adónde iba toda esta gente, estas familias con niños pequeños, antes de que crearan el parque?”. Eso se preguntó Ana Sala, que vive frente al nuevo espacio verde sobre Alsina al 600, cuando vio cómo de a poco los tucumanos comenzaron a hacer uso de las nuevas instalaciones. ¿Qué siente con este cambio? La mujer reconoció el enorme trabajo que hizo el municipio en lo que antes era un oscuro descampado, pero también contó que fueron los vecinos de su cuadra y los que están a la vuelta quienes, con muchos artilugios (hasta presentaciones legales apoyadas por el ex defensor del pueblo, Hugo Cabral), pudieron evitar que allí se instalara una gran feria como “La salada”, cuando sacaron a los ambulantes del microcentro. Entonces infló el pecho de orgullo, porque ya lo siente suyo. Es su nuevo vecino. Todo ha cambiado en el barrio y para bien.

Pasaron 90 años

En 1910 se inauguró el parque 9 de Julio, y en 1929, el Avellaneda. Desde entonces no se ha estrenado en la ciudad un espacio verde con las características de El Provincial, que hoy, con sus tres manzanas completas, abarca una superficie de cuatro hectáreas, que no interrumpen las arterias que lo atraviesan (Buenos Aires y Chacabuco). Y Villa Alem se descubre detrás de este vergel a lo largo del cual se distribuyen juegos inclusivos y rampas para un fácil acceso.

DETALLES DE UN PARQUE DIFERENTE. El parque cuenta con aspersores que se prenden cuando hace calor para humedecer y refrescar el aire.

El paseo

En la manzana principal del parque, que es la más arbolada, se instaló nueva iluminación con tecnología LED y farolas ornamentales. Los vecinos podrán disfrutar de un espacio para practicar deportes, ya que se incluyó un aro de básquet y mesas de ping pong, además de merenderos, asientos para descansar, caminería y una mesa comunitaria para “hacer cumpleaños o reuniones familiares grandes”. Además se hizo parquización con césped y plantas ornamentales y florales, y se plantaron árboles en un sector donde no había sombra.

Los aspersores están ubicados en un mirador elevado.

Lo más novedoso es el mirador central, una alta estructura desde donde se puede disfrutar la vista panorámica de todo el parque, al que se puede acceder a través de escaleras y de una rampa con forma de espiral. En ese mismo lugar se instalaron seis aspersores que se activan en función de la temperatura ambiente: cuando se supera los 25° se activa por 30 segundos y luego se detiene por el mismo tiempo, lo que crea una nube de rocío que refresca a los vecinos.

Y todo el conjunto, por seguridad, estará cercado y cerrado de noche, para prevenir actos de vandalismo.

El parque está rodeado por rejas.

“Con este nuevo paseo los vecinos de zona sur tienen su propio parque y se descongestiona el parque 9 de julio”, destacó el intendente, Germán Alfaro.

Lo que falta

Entre los frondosos árboles, ahora se ve el edificio de la ex estación de trenes, que en 1978 dejó de funcionar como tal. Luis Lobo Chaklián, subsecretario de Planificación Urbana, anticipó que en enero prevén trabajar en la puesta en valor del inmueble, que todavía está ocupado por familias sin hogar.

LO QUE FALTA. Las obras en la antigua estación arrancan en enero.

El funcionario explicó a LA GACETA que tienen que trabajar en cuatro puntos: “primero tenemos que demoler los anexos que no son originales. Segundo, cambiar la cubierta, recuperar de la nave central, y la galería con las tejas y sus estructuras de madera. En tercer lugar, tenemos que recuperar el frente. Y por último, presentar una propuesta para la recuperación integral del edificio, para ponerlo en valor, siempre y cuando se garantice la seguridad, ya que su estructura está bastante comprometida”. Los trabajos les llevarán seis meses, según estima.

El parque posee bancos comunitarios.

Sobre el uso que se le dará a la vieja estación, detalló que primero se evaluará cuáles son las posibilidades de utilización del edificio, y de ahí se definirá la actividad final que tendrá. De todas formas, dijo que piensan que puede albergar múltiples actividades, desde un restaurante a oficinas municipales que brinden servicio al público pasando por una sala, tipo museo, con material histórico sobre la actividad ferroviaria.

Entre el mobiliario también hay mesas de ping pong.

Comentarios