La zona donde cayó el puente, el refugio de los asaltantes

El cruce no tiene iluminación y se vuelve peligroso para los vecinos.

20 Sep 2019
1

Para evitar desvíos, motociclistas desarmaron los montículos de escombros y áridos que se colocaron en los accesos del segundo puente para evitar el tránsito hasta tanto se corrobore su seguridad.

Los vecinos coincidieron con que la zona es insegura y que muchos delincuentes aprovechan el segundo puente para asaltar a los motociclistas. Aunque está prohibido el paso, transitan motociclistas. 

“Si pasás a la  noche o a la madrugada te quedás ‘a pata’. Te quitan la moto, las zapatillas, todo”, contó el vecino José Fernández. Explicó que como el cruce es de paso lento y la zona no tiene iluminación, hay quienes aprovechan el puente para atacar. 

José Pereyra, que iba a en moto, dijo que hace un tiempo intentaron robarle cuando cruzaba junto a un amigo. “No nos han robado a nosotros, pero sí a otro chico que venía atrás. Le han sacado la moto. En el puente es habitual esto. De noche, si no pasan de a varios juntos algunos no quieren cruzar. Si es muy tarde, después de la medianoche, mejor no intentar”, explicó el joven. 

El cruce más cercano es el de Lídoro Quinteros y avenida Alem. En una recorrida, este diario comprobó que en ese cruce no hay postes de iluminación, lo que torna muy insegura la zona.

Comentarios