Cartas de lectores

13 May 2019
1

"SINCERAMENTE”

Ha sido realmente impactante la presentación del libro de Cristina Fernández de Kirchner el jueves pasado, en el marco de La Feria del Libro; miles de personas la acompañaron, tanto en el interior del predio de la Sociedad Rural así como en sus alrededores, en este caso soportando estoicamente, con grandes expectativas y sobre todo esperanza, las inclemencias climáticas del momento. La repercusión fue tan fuerte que provocó que la transmisión por televisión llegara a los 36 puntos de rating (cifra similar a lo que mide un partido del Seleccionado argentino en primera rueda de un Mundial de Fútbol) y que ocasionó que no solo los canales de noticias reprodujeran la emisión sino también los de aire, que interrumpieron sus informativos de la noche para no quedarse afuera de este acontecimiento, el que terminó siendo como una cadena nacional, esas que tanto fastidiaban a algunos, solo que esta vez no fue Cristina la que dispusiera que se hiciera. Obviamente que al día siguiente algunos comunicadores, abrumados e indignados por este fenómeno, intentaron minimizar el acontecimiento y focalizarse en alguno que otro hecho negativo (repudiable por cierto) que puede suceder en un evento multitudinario como este. Impactante, también, la cantidad de libros que lleva vendidos (300.000 según la propia editorial) lo que lo posiciona como uno de los mayores éxitos en la historia editorial argentina. Realmente se torna muy difícil de aceptar, de entender y de explicar este fenómeno, para aquellos que consumen las ideas de cierto periodismo que no hace mucho tiempo atrás expresaba que la ex presidenta era “una pobre vieja enferma y acabada y destinada a terminar sola y abandonada”, entre muchas otras descalificaciones más. Eso (que terminaría sola), claramente, no es lo que se vio en ese acto en el que recibió cariño y acompañamiento, lo que la llevó a reconocer que lo que estaba viviendo era una gran caricia para su alma.

Oscar Alberto Beltrán

[email protected]

POPULISMO

Quizás haya sido tomado con liviandad o con conocimiento profundo, pero con intencionalidad controversial, el concepto que encierra (y abre) la palabra “populismo”, aquélla que genera rispideces y malos entendidos. Algunos usan la dicha palabra como una forma de decir “popular”. “Popular” es inherente a “pueblo” (para denostar a éste, se usa “populacho”). “Populismo” es usada en forma peyorativa por la inmensa mayoría del mundo occidental para señalar los excesos de gobiernos dictatoriales, absolutistas, autoritarios, etcétera, generalmente llegados al Poder por una Democracia amañada, pero que invariablemente destruyen la República y generan muertes, desarticulación social y forzosamente corrupción (apropiación, en diversas formas, de los dineros y bienes del Estado, es decir, los que son de la comunidad). La expresión “populismo” en realidad hace referencia a las jerarquías gubernamentales que tienen a la Ley como un obstáculo, dado que manejan ideas, palabras, acciones y omisiones – consciente o inconscientemente– para alcanzar y mantenerse en el Poder, a través de la manipulación de las personas más vulnerables de los diversos ámbitos (a los empresarios y sindicalistas importantes y ricos los someten con prebendas, los fanáticos se arrean solos). Conseguir el Poder por mecanismos lícitos y éticos, está muy bueno si es para propiciar el desarrollo económico y social, a la vez que combatir la inseguridad, el narcotráfico, el bajo nivel de educación y salubridad, así como la desatención del medio ambiente, la investigación y las ciencias. Está aceptado que el Stalinismo, el Nazismo (Nacional-Socialismo), el fascismo de Benito Mussolini, han sido regímenes populistas, de izquierda y de derecha, todos alucinados. De todos los países del sur de América, es en la Argentina donde sentó sus reales el populismo bajo la forma de un fascismo a la criolla; al respecto, Jorge Fernández Díaz dice: “Muchos entienden que las causas judiciales de corrupción son una acción pérfida armada por el Poder Ejecutivo”. En este contexto, es muy poco probable que Víctor Hugo, el de “Nuestra Señora de París”, “Los Miserables”, etcétera, por decir “Abrir escuelas para cerrar prisiones”, sea considerado un populista.

Mario A. Ricci


Pasaje Thames 4.472


San Miguel de Tucumán

FRENTES ELECTORALES

A nivel nacional se vislumbran dos frentes electorales. El del actual gobierno que prometerá un plan para salir de la pobreza y la inseguridad bajando “ fácilmente” la inflación depredadora, con la misma política económica neoliberal, dictada por el FMI con nuevos ajustazos, tarifazos e hiperinflación. Otro frente un populismo de centro- izquierda con planes para aumentar rápidamente el poder adquisitivo de la población, el crecimiento , el desarrollo, la reindustrialización del país y la restructuración de la inconmensurable deuda externa, (contraída por el gobierno actual). A nivel provincial, según se desprenden de las publicidades electorales existen serios interrogantes. Si bien se vislumbra que dos de los candidatos reafirmarán su compromiso de apoyar políticas económicas neoliberales actuales, acompañadas de represión con ejército o policía en las calles, como si el delito-producto de la miseria y el hambre-se pueda cambiar sólo con medidas represivas, al tiempo que se desmejoran sensiblemente las condiciones socio-económicas de las mayorías. Pero las otras dos opciones no muestran con claridad si continuarán apoyando la sanción de leyes provinciales anticonstitucionales, como la Provincia Pro-vida que amparó la tortura psicológica a la nena y su familia que querían interrumpir un embarazo producto de una violación. ¿Sancionarán a los funcionarios que las torturaron psicológicamente y les prometieron una vivienda exponiendo la vida de la embarazada? ¿Exigirán a las autoridades nacionales y a sus diputados provinciales y nacionales que defiendan la soberanía política, la libertad económica y la justicia social? Premisas imprescindibles para combatir la inseguridad, el hambre y el desempleo sin poner énfasis en la represión, dando lugar a un urgente aumento en los presupuestos de Salud, Educación y ayuda Social.

Daniel Mirkin


[email protected]

NERVIOS ELECTORALES

¡Que no se ponga nerviosa la dupla oficial que busca ser reelegida en junio próximo!. LA GACETA (7/5) nos ilustra descarnadamente esta realidad: “En tres meses, el PE aumentó 500% un monto para subsidios”, reflotando así un decreto del año 2000, tratando de conseguir la “lealtad” (y sin ser el 17 de Octubre) de votantes no necesariamente carenciados, incrementando los gastos del presupuesto en más de $ 400 millones. En la misma edición, el Colegio de Graduados en Ciencias Económicas de Tucumán desnuda esta situación: “El uso de lo público en las campañas. Cuando los actos de gobierno son utilizados como publicidad electoral”, en el que nos ilustra que ya el Presupuesto 2019, para Publicidad Oficial, era de $ 420 millones, al que, mediante decreto, el Gobernador sumó otros $ 350 millones. Tal vez esta dupla de jugadores pensó que debía superar los $ 615 millones que desaparecieron de la Legislatura en 2015. Al respecto, invito a leer el panorama tucumano “Sálvese quien pueda de la Justicia con dueños” (6/5) de Irene Benito, en el que concluye: “…El final de esta batalla por la Justicia sin dueño sería digna de un cuento de Borges. Pero hasta nuevo aviso, réquiem por los esfuerzos desarrollados en la última década en pos de un sistema judicial sin ataduras…”. Asegurada la cooptación del Poder Judicial; el vice ajustando con puño de hierro al Poder Legislativo; y el titular del Poder Ejecutivo tirando dinero a mansalva, demuestran palmariamente no sólo nerviosismo sino un supino desprecio a los ciudadanos; ya que usan nuestro dinero para su reelección y no para el “bienestar general”; creando situaciones enojosas -a la vez que impúdicas e hipócritas- como la del ministro de la Producción cuando nos quiere hacer creer que sería un gran “esfuerzo” de la provincia si afrontan el subsidio a la electricidad (para 110.000 habitantes) cuando -aparte de haber recibido los fondos por ese tema de la Nación- destinan para el aparato reeleccionista la friolera de $ 1.170 millones (leer LA GACETA del 7/5). Ante tanto dislate, pregunto: ¿este será el contenido y visión del slogan oficialista “Estamos cuidando el futuro”?

Luis Vides Almonacid

[email protected]

NUEVAS PEATONALES

Considero un desatino el proyecto de reducir el ancho de la calzada de calle 25 de Mayo, entre Santiago y San Martín. Este es un sector que se caracteriza por tener un tráfico demasiado lento. Prueba de ello es que muchas veces, para transitar la cuadra que va desde Santiago hasta San Juan, se necesita detenerse y esperar el semáforo al menos cuatro o cinco veces. Cuesta entender el criterio que prevalece para que funcionarios responsables decidan tamaña modificación, en una ciudad cuyas calles son demasiado estrechas, con el agravante de que cada día el tráfico de vehículos es más intenso. Esto se complica más debido a la caótica y arbitraria circulación de motocicletas, muchos de cuyos conductores transitan sin respetar norma alguna. Es fácil ver cómo algunos se cruzan de carril o giran sin previo aviso. En base a lo expuesto, resulta del todo insostenible que los funcionarios responsables justifiquen la medida y se arroguen su favor, la ventaja que esta modificación significará para mejorar el comercio en el sector.

Humberto Hugo D’Andrea

[email protected]

Comentarios