El clásico que sigue asustando

06 Abr 2019 Por Guillermo Monti

> CRÍTICAS DE CINE

CEMENTERIO DE ANIMALES | TERROR - PM16 - 101’

BUENA

ORIGEN: EEUU, 2019. DIRECCIÓN: Kevin Kölsch y Dennis Widmyer. CON: Jason Clarke, Amy Seimetz, Jeté Laurence, John Lithgow, Obssa Ahmed, Alyssa Levine. GUIÓN: Jeff Buhler y Matt Greenberg. FOTOGRAFÍA: Laurie Rose. MÚSICA: Christopher Young.

Hasta la mitad de la película la historia va ciñéndose a la novela de Stephen King. Después la “licencia” que se tomó la dupla de guionistas hace de las suyas. Pero no debe ser motivo de preocupación para los puristas de la obra de King, porque esta nueva versión de “Cementerio de animales” sabe asustar respetando las fuentes. En ese sentido, los directores Kölsch y Widmyer fueron a lo seguro.

¿Qué pasa cuando morimos?, les pregunta la pequeña Ellie (Jeté Laurence, un rostro para guardar en la memoria) a papá (Jason Clarke) y a mamá (Amy Seimetz). Ella le habla del cielo; él no cree que haya algo más allá. Ese es el gran tema de “Cementerio de animales”, aunque no en clave metafísica sino de terror extremo. Porque cerca de la casa a la que se mudó la familia, en los bosques de Maine, la tierra corrompida de un antiguo cementerio indio es capaz de devolver a los muertos al mundo. Aunque no es precisamente vida lo que les insufla.

El viejo Jud (John Lithgow) es el vecino que, sin desearlo, abre las puertas del espanto. Sólo quería que Ellie recuperara a su gato, arrollado en una carretera por la que circulan camiones a toda velocidad. Lo que vendrá después mete tanto miedo como los fantasmas de un pasado que no deja en paz ni a Ellie ni a los suyos. Sin sutilezas, con algún lugar común de más que le quita originalidad, “Cementerio de animales” cumple su misión.

Comentarios