"Tenía que ser un presidente sólido, seguro, que dé confianza sobre lo que se viene"

El periodista Federico Van Mameren analizó el discurso de Mauricio Macri, en el que reconoció que existe una crisis y anunció una serie de medidas.

03 Sep 2018

El discurso que dio esta mañana el presidente, Mauricio Macri, en el que reconoció que Argentina vive una "emergencia" y anunció una política de ajuste para enfrentar la crisis, fue analizado en LG Play por el periodista Federico Van Mameren, jefe de Redacción de LA GACETA.

"Creo que la economía es simplemente una cuestión de confianza y me parece que por ahora los esfuerzos son válidos", apuntó, en referencia a que el valor del dólar no se movió demasiado después del anuncio presidencial.

"Lo que más ofusca a la sociedad es la mala administración que hacen los políticos de la cuestión pública, y lo hemos en vivido en Tucumán con los gastos de bloque de la Legislatura", ejemplificó. "Eso en plata -agregó- no va a mover la caja, pero el mensaje es muy bueno: 'si te digo gastá menos, cuidate' y después ando despilfarrando, no te va a caer bien. Por eso me parece bien este mensaje de reducir los ministerios y creo que los podría haber reducido aún más". 

Consultado sobre si se modificará el trabajo en estas áreas que han sido reducidas, el periodista consideró que sí. "Están empoderando a menos gente", remarcó.

Respecto a una posible reacción del sector del campo por los ajustes, el periodista analizó: "Macri está recurriendo a recortar donde él más ha favorecido en este tiempo. Seguro va a haber reacciones y protestas porque a nadie le gusta el ajuste, pero el que menos se puede quejar es el sector del campo porque ha sido el que más ha atendido el gobierno de Macri desde su asunción".

"Al discurso del Presidente le faltó autocrítica, no podemos negar el transcurso del tiempo que lleva administrando el Estado", sostuvo. "Su mayor autocrítica ha sido marcar que debió haber encarado el ajuste antes y profundizado estas medidas en esos momentos, no ahora cuando ya son manotazos de ahogado", añadió.

"Hasta acá el Presidente nunca había salido de esta manera -siguió-, por lo tanto tenía que ser un presidente seguro, sólido y que de confianza sobre lo que se viene. Me da la sensación de que me tiene que contagiar seguridad y confianza para entender esta crisis".

Por último, respecto al papel de la oposición, opinó: "veo una oposición muy prudente, la reunión de mañana de los gobernadores va a ser crítica, hay elecciones el año que viene y hay muchas cosas en juego. Y ahí me parece que se equivocan los líderes cuando nos dicen que vamos a estar bien más adelante, la oposición también está fijando posiciones pero sabe muy bien que estamos en momentos de crisis y es necesario ser muy prudentes. El problema que tiene la oposición es que no tiene un liderazgo definido".

Y finalizó: "la prudencia de la oposición es muy importante porque tiene que ayudar a que esto no se desmadre".

Comentarios