Juicio por Paulina: Sánchez continúa con su declaración, y Barrera espera su turno

El ex jefe de la Policía se enfrenta al tribunal por segundo día. Espera declarar hoy el ex subjefe de la fuerza.

15 Feb 2018
1

LOS DOS. Sánchez y Barrera, en Tribunales. LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

La declaración de Hugo Sánchez, jefe de la Policía de Tucumán durante el mandato de José Aperovichse extendió ayer por más de cinco horas (fue hasta las 22.30) por lo que el tribunal del juicio por encubrimiento del crimen de Paulina Lebbos decidió pasar a un cuarto intermedio.

Es por eso que desde las 8.30, el ex titular de la fuerza continúa dando su testimonio sobre lo sucedido el 26 de febrero, día que desapareció la joven estudiante de Comunicación, y sobre el 11 de marzo de 2006, fecha que se halló el cuerpo de Paulina.

Además de declarar, Sánchez contesta las preguntas de las partes acusadora y defensora.

El ex jefe de la fuerza, durante su larga declaración desmintió varios puntos de la acusación en su contra. Negó por ejemplo que el 26 de febrero, día en el que desapareció Paulina, mantuvo una reunión en la casa de Eduardo Di Lella en Raco.

“No fue así. Estuvimos en un encuentro social que se desarrolló en el Club de Veraneantes invitado por el ex secretario. Pero se trató de un encuentro protocolar al que asistí con mi esposa y mi hija”, indicó.

También negó haber amenazado o coaccionado a los hermanos Sergio y Marcelo Goitea para que dijeran que el cuerpo de la estudiante había sido encontrado por la fuerza y no por ellos.

"Durante los 34 años que estuve en la Policía nunca tuve un proceso. Esta es mi primera vez. Tengo múltiples diplomas y medallas. Tuve una carrera transparente e impecable", le dijo hoy al tribunal Hugo Sánchez.

A la espera

Una vez que termine la declaración de Sánchez, llegará el turno del ex subjefe de la Policía de Tucumán, Nicolás Barrera, quien según los policías de Raco, él dio la orden para que se asentara que había sido la Policía la que encontró el cadáver de Paulina tras un rastrillaje, cuando en realidad había sido hallado por dos baqueanos.

Cabe recordar que Alberto Lebbos no puede estar presente en la audiencia. Al ser testigo, como indica el código procesal, no puede escuchar las palabras de los imputados. Su abogado, Emilio Mrad, es quien interroga a los acusados sobre el caso.

Comentarios