Una deuda del "Santo" a saldar en 2018

Costa y Acevedo se lamentan por no haber podido ser más efectivos jugando en La Ciudadela

06 Dic 2017
1

DESEO. Lucas Acevedo -izquierda- anhela cambiar la historia en 2018. la gaceta / foto de hector peralta (archivo)

Lo que en un principio parecía ser sólo una mala racha, con el correr de los partidos se convirtió en un karma. Habría que revisar detenidamente los archivos para comprobar si alguna vez San Martín pasó tanto tiempo en un torneo nacional sin ganar en el estadio de La Ciudadela, como está ocurriendo en esta B Nacional.

De los 18 puntos que disputó en Bolívar y Pellegrini, sólo rescató siete, fruto de un triunfo -en el debut, frente a Ferro- y cuatro empates: ante Aldosivi, Mitre, Quilmes y Villa Dálmine. El restante partido, frente a Atlético Rafaela, terminó con derrota.

Al repasar el desarrollo de los partidos que los dirigidos por Diego Cagna jugaron en casa podría decirse que, en más de un encuentro, merecieron mejor suerte. Pero, los merecimientos no tienen cabida a la hora de la cosecha de puntos.

Aunque le hubiera gustado vivir un presente más auspicioso, Franco Costa no pierde las esperanzas. “En la vida me enseñaron que la ansiedad, en estos casos, es mala consejera. Por eso, aunque sabemos que estamos en deuda con la gente a la hora de rescatar los puntos de local, no tenemos que desesperarnos. Lo bueno es que en los últimos cotejos conseguimos mostrar una renovada imagen futbolística, que nos indica que estamos en el camino correcto”, dijo el volante, uno de los jugadores que siempre Cagna tiene como alternativa en la mitad de la cancha.

El ex jfutbolista de Flandria considera que San Martín atraviesa una racha que resulta común en el fútbol. “Uno que ya tiene algunos años en esto, sabe que está expuesto a este tipo de contingencias adversas, que complican el panorama. Pero estamos convencidos de que podemos revertir esta situación. No tengo dudas de que vamos a estar entre los que luchen por uno de los dos ascensos”, afirmó el volante.

A recargar baterías

Lucas Acevedo, por su parte, confesó que siente una gran bronca porque, ante Villa Dálmine, con sus compañetos no pudieron cortar la mala racha de local. No obstante, no se queda en la queja. “No vamos a ganar nada ahora con lamentos. Lo único que nos queda es irnos de vacaciones tras el partido frente a Gimnasia de Jujuy, buscando recargar las pilas para encarar, con renovados ánimos, la parte final de la temporada. Nos desvela la idea de traernos los tres puntos desde Jujuy, para terminar esta parte del torneo entre los primeros”, dijo.

Ayer se conoció que Ramiro López será el árbitro ante los jujeños. Este partido, el último del año para el “Santo”, se jugará el domingo, a partir de las 17 , en el estadio “23 de Agosto”.

Comentarios