Ni jugando su mejor partido en casa San Martín pudo quebrar la racha

04 Dic 2017

Cambió el libreto, pero el final de la historia fue el mismo de los últimos tiempos en La Ciudadela. San Martín no puede ganar ante su público. Parece cosa de brujos, pero lo cierto es que siempre pasa algo que conspira contra los intereses de Diego Cagna y compañía.

Ayer, la buena iniciativa y el mejor rendimiento de lo que del torneo jugando en Bolívar y Pellegrini se toparon con un inesperado gol de Villa Dálmine en el amanecer del juego. “Ellos hicieron el gol en la primera que tuvieron; después de eso nos ganaron el medio y nos complicaron”, así analizó el DT un empate que dejó muchas caras largas y un sabor por demás amargo.

Pese al golpe en el amanecer del duelo, San Martín no se quedó de brazos cruzados. “Creamos muchas situaciones y nos faltó el último toque. Es difícil correr de atrás, pero el equipo mostró otra actitud con respecto a los otros partidos”, explicó Cagna.

La “otra” actitud a la que se refirió el entrenador es que el “Santo” desbordó a uno de los punteros de la categoría. Con mucho empuje se lo llevó por delante y puso varias veces a sus delanteros cara a cara con Martín Perafán. “Lo fuimos a buscar siempre; tuvimos muchas chances, pero fallamos. Lo positivo es que el equipo tuvo juego y mucha actitud. Ese es el camino que tenemos que seguir”, agregó.

El buen andar de mitad de cancha hacia adelante contrastó con el flojo rendimiento que tuvo ayer la defensa. Salvo Maximiliano Martínez, la figura de la cancha, la última línea “santa” sufrió cada avance del “Viola”, otro punto a tener en cuenta según el DT. “Ellos nos podrían haber lastimado porque tuvimos muchos pasajes en los que ni estuvimos firmes atrás. Es cierto que si pretendés ser ofensivo y metés más gente adelante quedás expuesto a que te agarren mal parado. Pero eso no debe pasar, debemos buscar un equilibrio y estar atento cuando el equipo está volcado en ofensiva”, afirmó resaltando los puntos a cumplir de ahora en adelante. “Tenemos que comenzar a ganar en casa, eso es algo que queremos. La gente llena la cancha y nos alienta y nosotros no podemos darle una alegría. Además, tenemos en mente seguir creciendo para clasificar a la Copa Argentina y poder lograr el ascenso, que es nuestro gran objetivo”, sentenció.

El equipo sigue sin poder ganar de local, y ahora deberá ir a Jujuy a buscar lo que le escapó en su reducto. “Tenemos que jugar como lo hicimos en esta ocasión”, cerró Cagna. Y sí, en casa cuesta, pero afuera anda derechito.

Comentarios