Condenan a prisión a barras de Deportivo Aguilares

La justicia de Concepción determinó que fueron los autores del ataque a un joven, quien luego murió en un hospital de la capital

14 Nov 2017

La justicia de Concepción condenó a cumplir prisión efectiva, que van desde los tres años y seis meses hasta los 12 años y cinco meses, a cuatro barrabravas del club de fútbol Deportivo Aguilares, acusados de atacar a pedradas y dejar gravemente herido a un joven de esa ciudad.

Al mismo tiempo, absolvió por el beneficio de la duda a otras cuatro personas, que quedaron en libertad. Las sentencias fueron de la Cámara Penal Sala II, integrada por los vocales Carlos Jesús Pellegri (presidente), Elena Grellet y Sergio Altamirano, al concluir el juicio oral y público que se había extendido más de cuatro audiencias.

El hecho se produjo el 20 de julio de 2014, cerca del estadio del club de Aguilares, y terminó con la vida de Marcelo Gustavo “Patula” Delgado. Los barrabravas integrantes del grupo “Los coreofos”, fueron condenados por el delito de “homicidio simple en grado de tentativa”, ya que, de acuerdo a un informe médico, la muerte de Delgado fue a causa de un virus intrahospitalario que contrajo mientras permanecía en estado delicado y con respirador artificial, en un nosocomio de la capital.

El joven fue atacado por los barrabravas, entre ellos varias mujeres, cuando circulaba en una motocicleta. En esa circunstancia recibió una pedrada en la cabeza y cayó al pavimento. Enseguida, una turba de más de 10 personas se abalanzó sobre él y lo siguió agrediendo a pedradas y patadas. Delgado fue gravemente herido.

Luego de recibir asistencia en el hospital de Concepción, fue derivado al hospital Padilla con traumatismo encéfalo-craneano, politraumatismos y otras lesiones. Una semana después murió, pero por un virus intrahospitalario que agravó su estado de salud.

El que recibió la pena mayor por éste hecho es Carlos Gabriel “Tero” Gramajo, de 24 años y del barrio Evita. Fue condenado a 12 años y cinco meses de prisión efectiva. Luego aparecen Gabriel Armando “Gabito” Arreguez, de 22 años y del barrio San Nicolás, condenados a 10 años de prisión efectiva. Estos fueron señalados como los cabecillas del ataque. Por último, Walter Enrique Carrizo, de 30 años, recibió una condena de tres años y seis meses de prisión efectiva.

Fueron absueltos por el beneficio de la duda los hermanos Claudio Alejandro y Federico Ramón Castro, Claudio David Carrizo y Sol Susana Vargas. Una mujer apareció también incriminada en el caso, pero fue separada del juicio al acusar un problema de salud. Pero, según se informó, su proceso continuará una vez que se recupere. Es otra de las más comprometidas en el ataque debido a que testigos la señalaron como la encargada de entregar las piedras a los atacantes, mientras la víctima permanecía tirada en el suelo.

Los agresores permanecían apresados con prisión preventiva. Desde un principio, el móvil del ataque fue relacionado por la policía con la rivalidad que mantienen barras de Deportivo Aguilares con las del club Jorge Newbery. Los que agredieron a Delgado son sindicados como integrantes de “Los coreofos”, grupo vinculado al posible narcomenudeo desplegado en varios barrios periféricos del municipio. (C)

Comentarios