“Miré por la ventana y vi que volaban las brasas”

Un incendio comió por completo un aserradero en Asunción al 500.

13 Ago 2017
1

LA GACETA / FOTO DE HÉCTOR PERALTA

Los vecinos de calle Asunción al 500 no pegaron un ojo en toda la noche del viernes. Se debe a la magnitud del incendio que consumió por completo a un aserradero. Sofía Berarducci, que vive a media cuadra del lugar, contó que alrededor de las 21.30 comenzó a sentir olor a quemado pero no le dio importancia. “No me imaginé que iba a ser de esa magnitud. Como a la 1 miré por la ventana y vi que volaban las brasas”, relató. Varias dotaciones de bomberos se desplazaron inmediatamente hasta el lugar y trabajaron durante toda la noche para combatir al fuego, que amenazaba con propagarse hacia las viviendas colindantes.

Según se informó, no hubo víctimas pero el humo dificultó el trabajo de los bomberos y algunos tuvieron que ser atendidos por falta de oxígeno.


Comentarios