Una escuela que funciona sin docentes hace un mes

19 Abr 2017

La imprevisión, planificación, desprolijidad, burocracia, son algunos de los defectos crónicos que acusamos los argentinos y en particular, los tucumanos. La realidad nos muestra a menudo que estas falencias generan a menudo problemas que podrían evitarse si se hiciese todo lo contrario. Un ejemplo de lo que señalamos es el caso de una escuela secundaria de Alderetes, que fue inaugurada hace un mes, pero carece de docentes.

El dictado de las clases está a cargo de asistentes territoriales y de educadores adscriptos del Ministerio de Educación que cumplen en la actualidad con las tareas docentes y administrativas hasta que se nombre al director y al plantel de educadores de la institución. Son 15 las personas que prestan asistencia técnica territorial y que están cubriendo las horas de materias básicas, como Lengua o Matemática; pero aún no hay clases de Gimnasia ni de Inglés.

La escuela que fue habilitada el 8 de marzo pasado, contribuirá a descomprimir la cantidad de estudiantes inscriptos en las otras dos secundarias de la zona: El Corte y República del Perú. La matrícula comenzó en octubre para los estudiantes de 1° a 4° año en dos turnos: el de la mañana con orientación en Artes, Audiovisuales y Teatro, y el de la tarde, en Economía y Administración y Ciencias Sociales. El mayor interés está centrado en la primera. Asisten 440 alumnos en ambos turnos y la mayoría proviene de los dos otros establecimientos que a muchos les quedaban lejos.

Dos asistentes territoriales explicaron que se abocaron a efectuar un diagnóstico e implementaron talleres iniciales. Su función es recorrer las escuelas de la zona para brindar apoyo pedagógico. “Orientamos en la gestión de lo que esté necesitando cada establecimiento o nos hacemos cargo de algunas horas libres, así no pierden clases”, dijeron. Explicaron que la designación del plantel docente es responsabilidad de la Junta de Educación Secundaria. “Sabemos que la resolución firmada por el ministro ya está lista, así que sólo demora por cuestiones burocráticas”, afirmaron.

La nueva escuela secundaria tampoco dispone de personal de intendencia. La Municipalidad de Alderetes envía a personas que trabajan en programas sociales para que efectúen la limpieza y también colabora con los insumos. Por ahora el establecimiento carece de nombre. Las asistentes del Ministerio señalaron que seguramente serán las autoridades quienes lo decidirán o tal vez los mismos alumnos. Esta experiencia se realizó con éxito en otras oportunidades en distintas escuelas.

No sólo es llamativo, sino también inconcebible que se inaugure una escuela y que esta comience a funcionar con más de 400 estudiantes sin plantel docente, teniendo en cuenta además que las inscripciones se efectuaron en octubre pasado. Se supone que si se abre una matrícula es porque en tiempo y forma se cumplirán con todos los requisitos para su funcionamiento. Se debió haber dado prioridad a este establecimiento. Esta anormalidad refleja la falta de previsión, así como una burocracia exasperante. Ha transcurrido más de un mes y la nueva escuela de Alderetes sigue sin sus educadores. ¿Qué sucedería si se pusiera en marcha un ministerio de educación, sin su plantel de autoridades, manejado interinamente por empleados adscriptos, hasta tanto el Poder Ejecutivo se le ocurriera realizar las designaciones?

Comentarios