›› INSEGURIDAD Y VIOLENCIA

Un condenado por homicidio arrolló a un presunto ladrón

El joven herido habría cometido un asalto junto a tres cómplices que lograron escapar. Llegó en grave estado al hospital Según los testigos, él y su hermano le pasaron tres veces por encima con una camioneta
Compartir
“NO HAY JUSTICIA”. Velázquez se quejó por la detención de sus hijos y sostuvo que es una medida “injusta”. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

Todo fue muy violento, de principio a fin. Primero apuntaron con un arma a un fotógrafo para robarle y golpearon a una mujer. Después los familiares de una de las víctimas salieron en persecución de los delincuentes y tenían tanta bronca cuando los alcanzaron que mandaron a uno de ellos al hospital.

Eran las 11 del martes cuando el fotógrafo Jorge Luis Sosa se presentó en la casa de la familia Coronel, en el barrio El Sol de El Colmenar. Segunda del Carmen Velázquez y su hija Alejandra Coronel le abrieron la puerta y lo recibieron en la entrada. “Había venido a traernos las fotos de mi nietito que hizo la primera comunión. En eso que estábamos ahí conversando llegaron cuatro tipos en dos motos, una Titán celeste y una Wave negra”, relató la mayor de las mujeres.

Velázquez dijo que los cuatro ingresaron al hall de su casa, que uno de ellos sacó un arma y que apuntó al fotógrafo. “Quedate quieto que esto es un asalto”, le ordenaron los ladrones y luego le arrebataron un bolso, la billetera y el celular. “A mi hija, que tiene la pierna quebrada, la golpearon”, aseguró la mujer.

Según el testimonio de Velázquez, en cuanto los delincuentes subieron a sus motocicletas para escapar, salieron de la casa dos de sus hijos: César Daniel Coronel, de 44 años, y Fabio Marcelo Coronel, de 45. Ambos subieron a una camioneta y comenzaron a perseguir a los asaltantes. Casi un kilómetro después, en inmediaciones del barrio 180 Viviendas de Villa Mariano Moreno, lograron alcanzarlos.

Fuentes policiales informaron que la camioneta arrolló a dos de los motociclistas, quienes cayeron al pavimento y uno de los cuales consiguió huir a pie. Velázquez, por su parte, negó esa versión. “Mis hijos me dijeron que ellos (los presuntos ladrones) se cayeron solos y que no les hicieron nada. Incluso me contaron que un policía que había llegado al lugar les dijo: ‘cómo no lo mataron a este cu...’. Después me avisaron que seguro la Policía iba a venir a preguntar cómo fue el robo porque ellos habían dejado sus datos. Al rato sí vino la Policía pero no a preguntar nada sino a llevárselos como si fuesen delincuentes”, protestó.

La mujer sostuvo que la detención de sus hijos es “totalmente injusta”. “El mayor de ellos tiene un problema de salud, divertículos en los intestinos, y al más chico lo perjudica mucho todo esto porque está con libertad condicional desde hace dos meses y ahora lo van a querer llevar de nuevo a la cárcel”, agregó Velázquez, tras señalar que uno de ellos (César Daniel) tiene una condena por homicidio que todavía no terminó de cumplir.

Bañado en sangre

Pero lo que vieron los vecinos del barrio 180 Viviendas dista mucho del relato de los hermanos Coronel. Una mujer que vive frente al lugar donde cayeron los motociclistas aseguró que vio cuando la camioneta le pasó por encima tres veces a uno de ellos. “Después uno se bajó del vehículo con un arma en la mano y lo apuntó para rematarlo. En eso salió un vecino, le gritó ‘¡dejalo, si ya está muerto!’ y empezó a tirarle piedras a la camioneta; por eso se fueron”, contó la mujer, que no dio a conocer su identidad.

Esta persona agregó que el joven que había caído al piso tenía un tajo en la cabeza, estaba bañado en sangre y convulsionando. “La Policía llegó como 20 minutos después y la ambulancia más tarde todavía, acá nadie se animaba a tocarlo porque se lo veía muy mal”, recordó.

“El chico tenía toda la nuca lastimada porque el eje de la camioneta le pasó por encima. La verdad que fue terrible. Una situación muy violenta”, añadió otro vecino, sin poder creer lo que había presenciado.

El joven, que tiene 18 años y vive en Villa Mariano Moreno, fue llevado al hospital Padilla. Ayer su estado era reservado.

la justicia decidió que los acusados sigan detenidos al menos 10 días hábiles más
“No está del todo claro cómo se desarrolló el hecho, por lo que pedí la detención que fue concedida”, aseguró la fiscala Adriana Giannoni que se negó a brindar mayor información sobre el caso. Los hermanos César y Fabio Coronel declararon ayer en Tribunales, aunque no trascendieron sus dichos. Los investigadores de la Policía tratan de confirmar las versiones de que los arrollaron en más de una oportunidad y si uno de ellos se bajó de la camioneta para rematar al supuesto asaltante, tal como afirmaron varios vecinos. La declaración del supuesto ladrón también será clave en la investigación, pero por el momento no podrá hacerlo por su estado de salud, según se confirmó desde tribunales. Por otra parte, espera saber el informe donde constan los antecedentes de los arrestados y del joven herido.

La Justicia decidió que los acusados sigan detenidos al menos 10 días hábiles más

“No está del todo claro cómo se desarrolló el hecho, por lo que pedí la detención que fue concedida”, aseguró la fiscala Adriana Giannoni que se negó a brindar mayor información sobre el caso. Los hermanos César y Fabio Coronel declararon ayer en Tribunales, aunque no trascendieron sus dichos. Los investigadores de la Policía tratan de confirmar las versiones de que los arrollaron en más de una oportunidad y si uno de ellos se bajó de la camioneta para rematar al supuesto asaltante, tal como afirmaron varios vecinos. La declaración del supuesto ladrón también será clave en la investigación, pero por el momento no podrá hacerlo por su estado de salud, según se confirmó desde tribunales. Por otra parte, espera saber el informe donde constan los antecedentes de los arrestados y del joven herido.

Seguir leyendo sobre Inseguridad
Más como esto
Etiquetas de esta nota