CONGRESO SOBRE OBESIDAD

En México un impuesto a las gaseosas frenó la obesidad

Raúl Morín Zaragoza habló sobre la experiencia mexicana. La educación, lo primero.
Compartir
-RAÚL MORIN ZARAGOZA.-

Con el mayor índice de sobrepeso y obesidad en todo el mundo, el 71%, los mexicanos decidieron darle batalla de manera frontal a la industria productora del alimento que más causa obesidad, las bebidas azucaradas. “Se promulgaron leyes como la del impuesto a la industria refresquera. Esta debía pagar 1 peso por cada litro de refresco vendido. En tres años se logró recaudar 50.000 millones de pesos que fueron destinados a la compra de bebederos para las escuelas, para que los niños tuvieran agua para beber”.

La experiencia fue relatada por el doctor Raúl Morín Zaragoza de México, en una conversación con LA GACETA. El médico presentó un panorama de la obesidad en todo el mundo en el II Simposio Internacional de Obesidad que bajo el título “Un nuevo reto en la Salud Pública” se inició ayer en el teatro Mercedes Sosa. Fue organizado por el Ministerio de Salud Pública de Tucumán. Continuará hoy en el Hilton Garden Inn.

“Todavía no hemos logramos abatir este flagelo pero se logró frenar la forma en que estuvo creciendo del 2006 al 2012. Ha habido una atención más importante en los últimos años sobre este problema. La Academia Nacional de Medicina presentó un proyecto de obesidad en México, e hizo algunas observaciones a la comunidad y al gobierno. Este ha sido sensible y por primera vez el Ejecutivo presentó la Estrategia Nacional contra el Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes. Lo distintivo es que mientras en los últimos 30 años se había hecho hincapié en los aspectos preventivos de salud pública, en esta estrategia aparece la asistencia por primera vez. Es decir, nos habíamos ocupado demasiado en prevenir pero nos faltó asistir a los que ya estaban afectados”, reconoció.

El gobierno mexicano realizó una fuerte campaña de difusión a favor de moverse más y comer más sano. “También se hicieron leyes como la que saca de las escuelas la venta de comida chatarra. Y ahora está en discusión un proyecto que quiere elevar a dos pesos el impuesto que debe pagar la industria por litro de refresco vendido. Otra normativa fue la modificación del etiquetado frontal de los alimentos, donde se explica detalladamente el contenido de los alimentos y las porciones recomendables para consumir”, indicó.

El experto mexicano se preocupó en dejar en claro que no es una medida que deba tomar en forma aislada, sino que son varias, y de forma transversal, para hacer frente al problema de la obesidad. Además remarcó que no debe ser una tarea individual ni del área de Salud únicamente sino de todo el Estado.


de los niños tucumanos son obesos, más que la media nacional.  
2.500
millones de personas sufren sobrepeso en el mundo.
21,6%
de la población tucumana padece obesidad por encima de la media nacional que es de 20,3.
 
Hoy
En el Garden Inn
- A las 9.30, mesa panel de la Sociedad Argentina de Nutrición: Ana Cappelletti (“Los alimentos en el banquillo”), César Casavola (“Seguimiento clínica pre y post bariátrico”) y Mabel Carrera (“Obesidad en la tercera edad”).
- A las 9.30, Mesa panel sobre “Obesidad infantil”: Stephen Pont, de EEUU (Estrategias”), Esteban Carmuega “(Nuevo paradigma”), Oscar Incarbone (“Actividad física”), René Tolaba (“Clínica”) y Gerardo Weisstaub (“En Chile”).

Las cifras 

20%
de los niños tucumanos son obesos, más que la media nacional.  
2.500
millones de personas sufren sobrepeso en el mundo.
21,6%
de la población tucumana padece obesidad por encima de la media nacional que es de 20,3. 

Hoy
En el Garden Inn


- A las 9.30, mesa panel de la Sociedad Argentina de Nutrición: Ana Cappelletti (“Los alimentos en el banquillo”), César Casavola (“Seguimiento clínica pre y post bariátrico”) y Mabel Carrera (“Obesidad en la tercera edad”).

- A las 9.30, Mesa panel sobre “Obesidad infantil”: Stephen Pont, de EEUU (Estrategias”), Esteban Carmuega “(Nuevo paradigma”), Oscar Incarbone (“Actividad física”), René Tolaba (“Clínica”) y Gerardo Weisstaub (“En Chile”).