CONGRESO SOBRE OBESIDAD

Cormillot sugiere eliminar el marketing dirigido a los chicos

Durante el encuentro internacional se presentó la primera unidad bariátrica de la Argentina, destinada a trasladar personas hiperobesas. El congreso continuará hoy en el Hilton Garden Inn. Participa Alberto Cormillot.
Compartir
DE ESTRENO. La flamante Unidad Bariátrica de la Provincia, primera en el país. El equipo cuenta con camilla y silla para transportar hiperobesos. LA GACETA / FOTOS DE FRANCO VERA.-

“La obesidad, como epidemia, no tiene una causa individual. Como toda enfermedad social debe ser tratada con medidas sociales, con legislación, con regulación, con participación de la ciudadanía y de todos los estamentos de la sociedad. Hay que convencer a mucha gente y también a la industria de que tiene bajar los niveles de hidratos de carbono, de azúcares agregadas y de sal en los alimentos, y que tiene eliminar el marketing destinado a los niños, por suerte algunas ya lo están entendiendo, pero otras todavía les cuesta”. Quien habla es el doctor Alberto Cormillot (foto), figura emblemática de la lucha contra obesidad en el país, y que ayer presidió la inauguración del II Simposio Internacional de Obesidad en el teatro Mercedes Sosa.

La apertura del encuentro estuvo a cargo de la ministra de Salud, Rossana Chahla y del titular del Programa de director del Programa de Atención Integral de Obesidad de Tucumán, doctor Francisco D’Onofrio. También estuvieron el doctor Gustavo Vigliocco, quien se refirió a la “Visión de la obesidad infantil MSP” y el mexicano Raúl Morín Zaragoza, quien contó la experiencia en su país y dio un panorama mundial de la epidemia.

“Seis -y casi siete- de cada 10 argentinos son obesos. Estamos entre los países con más gente gorda de América Latina”, advirtió Cormillot. Hasta ahora no hay ningún país en el mundo que haya logrado dominar esta epidemia que se acompaña de diabetes, mala nutrición, falta de vitaminas y minerales, por eso la gente es gorda pero está mal alimentada. Es fundamental la presencia del Estado”, agregó.

“Y además tenemos que cambiarle la cabeza a mucha gente, sobre todo a las mamás, porque son ellas las que controlan lo que se come en la casa y las que van al colegio con los chicos. Tienen que empezar a comprar más verduras, lentejas, legumbres, y empezar a decir no a las golosinas. Lo mismo en el colegio, deben hablar con las autoridades para que los chicos puedan llevar viandas sin que otros los carguen o le hagan bullying, que las madres se pongan de acuerdo para organizar un cumpleaños por mes, y que la mitad sea con cosas que les gusta a los chicos y la otra con alimentos saludables”, propuso.

Consumo de gaseosas

En ese marco resaltó que Tucumán es la provincia con mayor consumo de bebidas gaseosas azucaradas en todo el país. “La industria sigue siendo parte del problema y por eso tiene que colaborar en la solución, empezando por la comunicación de una alimentación saludable”, dijo. A su turno, el doctor D’Onofrio precisó que los adolescentes tucumanos son los que más gaseosas toman entre todos los chicos del país. “¡Esto es muy preocupante! Nos hace falta educación, nuevas política y legislación, que favorezca el consumo de frutas y verduras”, indicó.

D’Onofrio destacó que el 21,6 % de la población es obesa, es decir que está un poco por encima de la media nacional que es 20.3 %.

El aumento de consumo de bebidas azucaradas indica que los niños argentinos están consumiendo muy poca agua.

D’Onofrio explicó el programa provincial de obesidad y obesidad mórbida, que también incluye a niños y embarazadas. Y anunció la próxima apertura de la División Obesidad en concordancia con el programa nacional que conduce Cormillot. Frente al teatro se exhibía ayer la primera Unidad Bariátrica del país para traslado de personas hiperobesas.