Dos de cada tres niños que iniciaron la primaria trabajarán en empleos que aún no existen

En un informe mundial sobre el futuro laboral de los niños, los expertos sostienen que todos los empleos tendrán un fuerte componente tecnológico.

02 Abr 2016
1

UN FUTURO CARGADO DE TECNOLOGÍA. Así imaginan los expertos el mundo laboral que espera a los chicos que están empezando hoy la escuela. chanpipat - Fotolia

Se pueden imaginar yendo a la oficina en un auto volador. Se pueden ver andando en medio de un tráfico aéreo urbano superpoblado de naves que sobrevuelan edificios. Pueden fantasear que son fabricantes de distintas partes del cuerpo humano, diseñadores de androides o agentes de viajes al espacio.

Soñar no cuesta nada. Para ellos, los niños que acaban de empezar la primaria, pensar en qué van a trabajar les puede sonar demasiado lejano. Faltan 10 o 15 años. No es tanto tiempo. Sin embargo, por el ritmo acelerado de los cambios tecnológicos es imposible saber qué les depara el futuro. Lo único que está en claro, según pronostica el “Reporte del futuro de los empleos” -presentado recientemente en el Foro Económico Mundial de Davos- es que el 65% de los niños que están en primer grado va a trabajar en empleos que aún no existen.

En los próximos 10 a 20 años los trabajos tendrán un fuerte componente tecnológico y estarán influidos por el hecho de que la gente vive cada vez más tiempo. Brillarán la robótica, la inteligencia artificial, la nanomedicina, la arquitectura espacial y la big data (almacenamiento y procesamiento de grandes cantidades de datos).

Así se lo adelantaron a LA GACETA especialistas en Recursos Humanos y docentes, quienes auguran un mercado laboral restringido a aquellos que hayan logrado especializarse y que tengan un dominio amplio de las herramientas informáticas. En ese sentido, advirtieron que hoy gran parte de la oferta educativa no apunta a formar personas que en un futuro puedan ocupar vacantes en esos sectores.

“Aplaudo todos los esfuerzos por equipar tecnológicamente las escuelas, pero resulta insuficiente, sobre todo en cuanto a la planificación estratégica de cómo cambiar la educación y la implementación de los programas”, expresa Karina Crespo, especialista en creatividad y tecnologías de la información y comunicación.

Crespo tiene experiencia como coordinadora del Programa Primaria Digital Tucumán. Según su punto de vista, el desafío de la educación tiene que ver primero con identificar y comprender el momento que estamos transitando como sociedad. “El paradigma en el cual hemos nacido ya no da respuestas efectivas a las necesidades de la sociedad actual y por lo tanto hay que crear nuevas formas de concebir la educación. Una educación que esté en sintonía con los avances científicos y tecnológicos y que prepare a los alumnos para desenvolverse en contextos totalmente distintos a los que hemos conocido hasta ahora”, advierte.

María Laura Colque, presidenta de la Fundación para el Desarrollo Profesional, también sostuvo que la educación debe dar un giro importante en lo referente a la tecnología para estar a la altura de las circunstancias actuales y de lo que se viene en el mundo laboral. Las especialidades más requeridas en el futuro, según su análisis, serán: expertos en seguridad tecnológica, en programaciones, en videos, en marketing digital y big data.

“Urge cambiar las currícula. El desafío de la educación es crucial, desde jardín hasta los post grados. Como especialistas en reclutamientos IT (tecnología de la información), podemos decir que ya en la actualidad faltan postulantes que cumplan con los perfiles solicitados por las distintas empresas. Ante ello, optamos por la opción más práctica, que es formarlos. En el futuro esta necesidad se incrementará más aun. Por eso pensamos que el punto clave del desarrollo de líderes tecnológicos es que deben formarse desde el pre escolar”, expresó. También recalcó que las claves del éxito para los puestos laborales del futuro serán la creatividad y la capacidad de las personas de desaprender y aprender.

El premiado creador tucumano Manuel Sáez también habló de lo que se viene en el planeta laboral: inteligencia artificial aplicada a casi todo lo que hacemos y máquinas con cierto móvil de inteligencia y autonomía para ejecutar tareas mundanas. “También será muy preponderante en los próximos años la conectividad en todas las cosas, electrodomésticos, ropa, accesorios”, expresó.

“Por lo tanto, indudablemente la demanda en puestos de tecnología e informática será cada vez mayor. Ya en la actualidad se ve que no hay suficientes ingenieros/programadores para la demanda actual y el problema es que esta seguirá creciendo”, opinó el autor de la bicicleta eléctrica que el presidente Mauricio Macri le regaló al mandatario estadounidense Barack Obama la semana pasada.

Ingenieros en sistemas, programadores, investigadores, diseñadores de interfaces UI, Diseñadores de experiencias UX e ingenieros electrónicos están entre las especialidades más requeridas en los próximos años, señaló Sáez, que actualmente se encuentra desarrollando proyectos en Nueva York.

El experto dice que el desafío para la educación es: “entender que hay ciertos conocimientos que se tienen que impartir como base y después se aprende haciendo. Hay que usar el modelo de aceleradoras de negocios, con la guía de personas que tienen experiencia”. Y remata: “la creatividad será imprescindible. La tecnología es muy buena, pero es el diseño la que la hace humana. El diseño hace que algo que sale de un laboratorio de investigación se convierta en un producto al cual los usuarios aman”.

Carreras del futuro

 Cirujano de aumento de memoria.- Esta especialidad está prevista para el año 2030. Se valdrá de la nanomedicina para el implante de pequeñísimos chips que prometen incrementar nuestra capacidad de memoria. La profesión abarca estudios de medicina, ingeniería informática, biomedicina y biotecnología.

 Granjero vertical.- El futuro de la producción de alimentos pasará  por cultivar en pisos. La profesión del granjero vertical requerirá estudios de ingeniería agrónoma. La agricultura hidropónica permite ahorrar una gran cantidad de suelo de cultivo y producir más alimentos en menos espacio. Además, daña menos el entorno, por eso será muy demandada.

 Pilotos, arquitectos y guías turísticos espaciales.- En un futuro no muy lejano, los viajes espaciales dejarán de ser territorio de científicos y militares y serán cada vez más accesibles para el público ene general. Por eso estas profesiones, que abarcan estudios como arquitectura, ingeniería aeronáutica y turismo, serán muy requeridas dentro de poco tiempo.

 Controlador de datos personales.- El control de la privacidad y la seguridad en Internet será cada vez más prioritario. La necesidad de protegerse de los hackers no hará sino aumentar en los próximos años, propiciando la aparición de este nuevo oficio, que requiere estudios de derecho y de ingeniería informática.

 Ingeniero de vehículos alternativos.- Esta carrera, que requiere estudios de ingeniería industrial, ya está dando sus frutos con la creación de autos ecológicos como alternativas de transporte sostenibles. Los autos eléctricos ya están disponibles en el mercado y se espera que en los próximos años sean cada vez más solicitados.

 Profesor virtual.- En la era de la tecnología, la presencia de los profesores en un aula para dictar una clase presencial irá perdiendo su importancia poco a poco. Esta modalidad ya se aplica y es muy requerida en todo el mundo. Sin embargo, por ahora el aula real sigue siendo una opción más valorada que el aula virtual.

Comentarios