Asesinaron al capitán del "Grupo Halcón" en un robo

El policía alcanzó a herir a dos delincuentes en medio del tiroteo

07 Jun 2013
1

ESCENARIO DE LA TRAGEDIA. La vivienda del policía en San Justo.

BUENOS AIRES.- Un oficial del Grupo Halcón, la fuerza de elite de la Policía Bonaerense, fue asesinado ayer por delincuentes que intentaron asaltarlo. Todo sucedió muy rápido, cuando el jefe policial salió en su auto de su casa en la localidad de San Justo, en el partido de La Matanza.

La víctima alcanzó a herir a balazos a dos de los maleantes, uno de los cuales fue hospitalizado con custodia, mientras que el otro fue abandonado por sus cómplices en un centro se salud y terminó arrestado.

Los voceros explicaron que el oficial fallecido es el capitán Omar Flores (de 50 años), quien prestaba servicio en la dependencia que el Grupo Halcón tiene en Ramos Mejía, también del partido de La Matanza.

Según establecieron los investigadores, Flores fue interceptado cerca de las 7.50 por al menos tres ladrones armados al salir en su auto Volkswagen Cross Fox de su casa de la calle Juan Florio 4.035 de San Justo, en el sudoeste del conurbano.

El policía, que estaba vestido de civil, ante la arremetida de los malhechores, se dio a conocer, les dio la voz de alto y extrajo el arma que llevaba en la cintura. En ese momento, los delincuentes lo atacaron a balazos y el oficial respondió de igual modo, por lo cual se originó un tiroteo que terminó cuando Flores y uno de los agresores cayeron heridos.

Los balazos

Según revelaron los informantes, el capitán recibió un tiro en la zona abdominal, mientras que uno de los ladrones quedó tendido en el piso con cuatro balazos en el abdomen, en un glúteo y en la espalda.

En tanto, los otros dos sujetos, uno de ellos herido, lograron fugar en el automóvil que utilizaron para llegar al lugar. Poco después, tras escuchar los disparos, un comisario de la Policía Bonaerense que vive en la misma cuadra salió a la calle para ver lo ocurrido y al encontrar a su camarada herido lo trasladó hasta el Hospital Paroissien, al tiempo que llamó al 911.

Falleció cuando lo asistían

Las fuentes indicaron que el capitán Flores murió cuando era asistido en la guardia de urgencia del centro de salud. En tanto, el ladrón herido, de 28 años y oriundo de Lomas de Zamora, quedó detenido con custodia policial en el Policlínico de San Justo, donde fue intervenido quirúrgicamente.

Casi una hora después, el segundo delincuente herido, que había lograr escapar con el tercer cómplice en el automóvil, fue dejado en la puerta de un hospital, ubicado en la zona sur del conurbano bonaerense, donde también quedó detenido, señalaron los informantes.

Las pruebas

En la escena del tiroteo trabajaron los especialistas de la Policía Científica, quienes retiraron el arma del capitán y dos pistolas 9 milímetros que fueron usadas por los asaltantes.

Tomó intervención en la pesquisa del caso la comisaría Noroeste 1ra., donde se instruyeron actuaciones por "tentativa de robo, calificado por el empleo de arma de fuego, atentado y resistencia a la autoridad, homicidio y lesiones".

El capitán Flores es el decimoquinto policía que fue asesinado en lo que va del año en el ámbito de la jurisdicción de la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal.

Ocho de las víctimas pertenecían a la Policía Bonaerense; en tanto que otros seis eran de la Policía Federal y uno de la Policía de Santa Fe, que al momento de su muerte se encontraba de vacaciones con su familia en la localidad de Guernica. (DyN).

Comentarios