Chopra padre Chopra hijo

paseos por las sabidurías familiares
Compartir
ÓLEO SOBRE LIENZO. "Reunión de familia", también llamado "Retratos de familia", una obra de Frédéric Bazille, de 1867. El autor francés admiraba en particular las escenas al aire libre.

AUTOAYUDA
PASEOS DE SABIDURÍA
DEEPAK CHOPRA
(Emecé - Buenos Aires)


La familia es, se sabe, la primera institución humana. De ahí, quizás, ese lugar tan común de que cada familia es un mundo (sea en su constitución, dinámica, roles, personajes o lo que fuera). Ahí es donde entra en juego tanto la experiencia propia como la de los anteriores; donde el árbol del conocimiento se convierte en genealógico.

De eso y de mucho más habla Gotham Chopra junto a su padre, el reconocido filósofo espiritual indio-norteamericano Deepak Chopra, en "Paseos de sabiduría. Tres generaciones, dos perros y la búsqueda de la felicidad".

La historia comienza con que a Gotham, de niño, le han regalado un samoyedo. Se alzan, entonces, la felicidad suya y la de su hermana ante este obsequio, una instancia alternativa de percepción a lo que eso los convoca; la confirmación de que es la confianza la base de una relación cualquiera entre todos los seres vivos. El concepto de unidad; la familia. Tres cosas han marcado -según él mismo- a Gotham: su padre, su hijo, sus perros. Y eso le permite recorrer la evolución en paralelo y la mutua convivencia entre los hombres y los lobos (predecesores del perro) con la necesidad de subsistencia como punto de partida.

Enseñanzas

Chopra hijo confiesa que el libro es un producto de la inquietud por ver si las filosofías de vida de su padre y sus perros coinciden; argumenta que él le ha enseñado "sobre la sabiduría, la curiosidad, la apertura mental y la riqueza por el conocimiento", y ellos, Nicholas y Cleo, "sobre la sencillez, la inocencia, la devoción y la verdadera libertad espiritual".

Padre e hijo compartirán diálogos sobre la espiritualidad, las tradiciones culturales y los lazos afectivos (aunque claro: a veces la excesiva necesidad de dar una lección, de dejar un mensaje, contraste con la idea de la experiencia propia: es en ese puente donde no suele haber más lugar que para la egolatría).

Por eso, ante la visión de los animales como "seres emocionales", quien tenga un perro sabrá que la sabiduría no es patrimonio exclusivo de la humanidad. Y se verá a gusto en un paseo por algún tipo de sabiduría. © LA GACETA

Hernán Carbonel

Más como esto