Cinco claves para superarse

02 Jun 2011
Uno.- "Lo primero que hay que tener en claro es que es inútil resistirse. Si una persona se hubiera quedado en el útero materno, ella -y quizás también su madre- habrían muerto. El cambio posibilita la vida y el crecimiento".

Dos. - "No podemos saber qué nos depara el destino. Esto genera miedo. Entonces hay que empezar a cambiar los escenarios. El escenario desconocido es más amenazador que el que yo puedo conocer. Entonces debo informarme sobre la empresa a la que pienso cambiarme, eso va a atenuar el temor. Cuantos más datos reales se tengan, más baja la fantasía y la angustia".

Tres.- "Hay que pensar que toda crisis es una oportunidad. Un ideograma chino según cómo se inserte en la frase significa tanto crisis como oportunidad. Si lo imaginamos así, un cambio de trabajo puede significar hacer algo que nos guste, reflotar un viejo proyecto que quedó inconcluso en la vida, o mudarnos a la ciudad con la que siempre soñamos".

Cuatro.- "En el caso de una pareja, hay que pensar que si se llega a un final no es por causa de uno solo, sino por ambos. Sostener algo que no aporta al crecimiento de mi felicidad sería utilizar la única vida que tengo en mantener algo por medio del esfuerzo y no por felicidad".

Cinco.- "Hay una sola cosa que no se puede dejar de hacer en un gran cambio: atravesar el duelo. Se debe aceptar que una ruptura me va a traer dolor, que voy a permanecer en sufrimiento el tiempo que sea necesario, pero con la claridad de que si esta relación amorosa, de trabajo o de lo que fuere se agotó, no puede volver atrás". (Guillermo Leone)

Comentarios