EDUCACION - DEBATE

Embarazo precoz y violencia preocupan a los estudiantes

Alumnos de escuelas normales de la provincia abordaron los temas que les inquietan. Los chicos consideran que se debe dictar educación sexual en el aula, y que los homosexuales tienen derecho a casarse.
Compartir
DURA REALIDAD. Unas 12.000 chicas embarazadas dejan la escuela.

CONCEPCION.- El embarazo precoz, el matrimonio homosexual, la violencia escolar y la educación pública fueron temas de arduo debate en el primer encuentro de centros estudiantiles de escuelas normales de la provincia. El evento se realizó en Monteros el viernes, organizado por los alumnos de esa ciudad, con el fin de crear un ámbito de discusión de las problemáticas que les preocupan. Los jóvenes coincidieron en que la experiencia fue trascendente para esclarecer y vislumbrar soluciones sobre las inquietudes que son comunes dentro de la comunidad escolar. Por eso ahora se proponen continuar con los encuentros.
Pablo Tomás Arce, de la Escuela Normal de Juan Bautista Alberdi, opinó que el embarazo precoz y la discriminación son temas que están en permanente crecimiento. "Lo planteamos ante la desesperación que causa una realidad muy triste. Las chicas embarazadas que dejan de estudiar en la Argentina suman 12.000 en la actualidad y representan el 35,3% de la totalidad de alumnas. Esto también ocurre en nuestra provincia", apuntó Arce. Explicó que se acordó trazar proyectos que para ayudar y para hacer tomar conciencia a los adolescentes de la importancia de prevenir el embarazo no deseado. "Creo que cuando las chicas ya están embarazadas, hay que hacer lo posible para darles contención, para que el bebé pueda crecer bien", afirmó Arce. "Es vital instrumentar educación sexual en las escuelas secundarias. Constituirá un gran aporte al modo de encarar esta realidad, que es tan inquietante", sostuvo el dirigente estudiantil.

Inclusión
Lucía Córdoba, de la Normal de San Miguel de Tucumán, abordó los interrogantes que genera la ley de inclusión escolar que lanzó el Gobierno nacional. "Nosotros nos preguntamos si esa norma sólo  implica mantener una cantidad más alta de alumnos. Pues la cuestión es saber si al mismo tiempo se va a asegurar un alto nivel educativo y de exigencia", dijo la joven. Córdoba explicó que por inclusión se entiende el ingreso, la permanencia y el egreso. "La escuela debe garantizar un conocimiento real, de alta calidad académica", opinó.
Los estudiantes coincidieron en que se está ante una falsa inclusión. "Advertimos que los alumnos egresan con conocimientos deficientes y poca capacitación. Los cursos a corto plazo no brindan una buena base ni una preparación adecuada", aseveró Córdoba.

Jaque a la convivencia
Ignacio Valdecanto, de la Normal de Simoca, planteó la violencia escolar como un tema que jaquea la convivencia armónica de la comunidad de estudiantes. "Es muy triste ver pelear a nuestros compañeros. Nos propusimos averiguar por qué lo hacen  y nos dimos con causas simples, como las malas interpretaciones y las diferencias de puntos de vista. Creemos que en esas reacciones subyacen otras cuestiones relacionadas con las tensiones que se viven en el hogar", expuso el dirigente. Según Ignacio, el problema en su escuela se redujo a partir de las charlas que se instrumentaron para hacer tomar conciencia a los jóvenes sobre la gravedad del problema.

Matrimonio gay
El casamiento entre homosexuales fue el tema que más discrepancia y entusiasmo despertó en la asamblea. Maira Salas, de la escuela anfitriona, reconoció que la discusión fue muy complicada. "Hablamos concretamente de si las parejas gay pueden llegar a casarse y adoptar niños. Un grupo, aunque dijo que estaba de acuerdo con el casamiento, rechazó la posibilidad de que adopten niños. Advirtió  que los chicos tienen derecho a una familia normal, es decir con un papá y una mamá. Sin embargo se cuestionó ese concepto, a partir de que no hay quien pueda decir que es lo normal o anormal", comentó Maira.
Durante el debate también se escucharon pronunciamientos tajantes en contra del matrimonio gay, bajo el argumento de que conspira contra la naturaleza de la especie humana. Al final convinieron que se puede permitir el casamiento gay y la adopción de chicos, pero privilegiando el beneficio a los matrimonios heterosexuales. "Se consideró que hay darles una oportunidad a los demás, porque también tienen derecho", remarcó Salas. (C)

Más como esto