TRATA DE PERSONAS

Métodos de los proxenetas para captar a las jóvenes

Falsos ofrecimientos de empleo, como trabajos en un restaurante o una fábrica, promociones, casting o cuidado de ancianos. La estrategia del "enamoramiento" y de tener un hijo con "su" mujer.
Compartir

Un estudio de la OIM indicó que los reclutadores captan a las jóvenes a través de falsos ofrecimientos de empleo: las propuestas pueden variar desde trabajar en un restaurante, una rotisería o una fábrica, a cuidar bebés o ancianos o participar de promociones. Otra modalidad común -aunque más sofisticada-, es la realización de un “casting” en un hotel. La convocatoria se hace mediante la publicación de avisos clasificados en un diario o de publicidad en una radio. Existen reclutadores que trabajan “en relación de dependencia” para los regentes de los prostíbulos y los que lo hacen en forma independiente. También es frecuente que la actividad de reclutamiento quede en manos de mujeres que ejercen la prostitución en determinados lugares. Según el informe, “los regentes de los prostíbulos amenazan a las mujeres con dañar a su familia en su lugar de origen si no regresan o si lo hacen con menos chicas de las encargadas”. En muchos casos, los reclutadores actúan en pareja y simulan ser un matrimonio. La comisión varía entre $ 100 y $ 500, dependiendo de la calidad de las mujeres: “cuanto más jóvenes, más costosas”.
A diferencia de los regentes, que tienen a su cargo la administración y gestión de los burdeles, los proxenetas obtienen ganancias de la explotación sexual de una o más mujeres de su propiedad. “La explotación puede darse sobre mujeres que previamente ejercían la prostitución o que nunca antes lo habían hecho”, añade el estudio.
El medio más clásico de reclutamiento de los proxenetas es el “enamoramiento”, razón por la cual se los denomina también maridos. “Es decir -describe el informe-, simulan una relación sentimental y utilizan la vulnerabilidad que dicha relación genera en las mujeres”. Una de las modalidades constatadas por los investigadores mediante la cual los proxenetas consolidan el vínculo sentimental, al tiempo que aseguran la coacción sobre sus mujeres, es tener con ellas un hijo al que reconocen legalmente.

Más como esto