Actualidad LG WhatsApp

Una pérdida de agua tiene más de un año y la SAT no aparece

10 Sep 2018

Un vecino de la zona que circula a diario por calle Junín al 1.000, reiteró su reclamo contra la SAT, porque en hay una vieja pérdida de agua, desde hace muchos meses, que nunca fue reparada. “Hay un escape de agua potable que lleva, creo yo, más de un año de vida; la SAT nunca apareció por el lugar. Es agua potable que los vecinos de algún barrio no están recibiendo, además de que esto provoca que se inunden la cuadra y las veredas; es una vergüenza”, se queja el lector.

RAMAS, HORMIGÓN Y BARRO CUBREN LA CALLE

Un vecino envió la foto superior de una calle pavimentada de San Miguel de Tucumán. “Aunque no lo crean, esto es en nuestra ciudad. Una vergüenza. Se trata de Alberto Farías al 2.100, Barrio Elena White. La foto habla por sí sola. Barro, aguas servidas, ramas de árboles y pedazos de hormigón en lo que debería ser una calle para transitar, no para hacer autocross”, protesta. “Es necesario que el municipio venga y limpie; por donde circulemos nos salpican con agua y barro; no es una forma digna de vivir, cuando pagamos todos nuestros impuestos y tasas municipales”, se queja mientras espera que los operarios limpien el lugar.

TALANDO UN ÁRBOL EN LA PEATONAL MUÑECAS

Un lector remitió la foto que muestra a operarios trabajando en la peatonal céntrica. “Esto ocurrió en la peatonal Muñecas. Personal municipal cortaba, irresponsablemente, la raíz de un árbol. El ejemplar está a metros de la calle Córdoba y es uno de los tres únicos árboles que hay en esa arteria”, comienza diciendo el vecino. “Seguramente, ese ejemplar, en muy poco tiempo, se va a secar y va a morir. Esta suerte de crimen es otra prueba elocuente de la ausencia de supervisiones estrictas que no cumple la Municipalidad de nuestra ciudad”, agrega a sus críticas. “Esta es una acción incalificable de nuestros servidores públicos; el municipio debería controlar lo que hacen y si ellos los enviaron, se equivocaron porque talaban un árbol”, señaló.

PÉRDIDA CLOACAL EN MARCOS PAZ AL 1.500

Una vecina advierte que en calle Marcos Paz al 1.500 brotan líquidos cloacales, desde hace una semana, desde una vivienda ubicada en esa arteria. “Funciona una escuela pública en la otra cuadra donde está la pérdida cloacal, por lo que por el lugar pasan cientos de niños todos los días”, comienza su relato. “Son imposibles de soportar las condiciones de insalubridad y contaminación que enfrentamos los vecinos; necesitamos que los operarios de la SAT se presenten y reparen la pérdida. La verdad es que se torna imposible respirar, además de que debemos mantener cerradas nuestras viviendas”, protestó.

LOS VECINOS LIMPIAN LA CALLE

Una lectora envió la foto superior, mostrando basura acumulada en avenida Mate de Luna. Afirma que “el barrendero casi no pasa por esta cuadra; por ello, la basura se amontona y tardan mucho en recogerla; al final, somos los vecinos quienes barremos la calle frente a nuestros domicilios, levantamos hojas y papeles y toda la basura que podemos encontrar, la embolsamos y la dejamos para la empresa recolectora”, describe a modo de crítica. “Supongo que el cobro del CISI vendrá con un descuento para nosotros, que hacemos el trabajo de la Municipalidad”, ironiza.

CALLE DESTRUIDA EN BARRIO PADILLA

Un vecino le pregunta al Intendente y al Gobernador si les parece que se pueden tener estas calles en las condiciones que muestra la foto superior. “Esta realidad es visible en Diagonal 5 y avenida Central, en el Barrio Padilla, en San Miguel de Tucumán”, describe el lector. “Entre la calle rota, los baches y el agua amontonada y sucia, hay una escuela y, además, una parada de ómnibus. Por eso, los vecinos tenemos muchos problemas para poder subir a los colectivos”, describe el vecino. “Es necesario que la Municipalidad repare la calle rota, y que la SAT repare y controle si hay un escape de agua o cloacas, porque repetidamente hay malos olores en la zona”, señala.

HACE UN AÑO SOPORTAN UN ESCAPE CLOACAL

Un viejo derrame cloacal tiene a mal traer a los vecinos por los olores y la contaminación que genera. La foto fue tomada por una vecina en avenida América entre el 900 y el 1.000. “Desde hace casi un año, venimos padeciendo por este derrame cloacal; los olores son insoportables, como también nuestros reclamos a la SAT, por notas y llamados telefónicos”, afirma la lectora. “Hasta ahora no tuvimos ninguna respuesta de la SAT; o no les interesa nuestro problema, o no tienen personal capacitado para reparar el escape de líquidos cloacales, pero en el vecindario ya no podemos respirar, y mucho menos transitar por cerca del lugar donde se amontonan los líquidos; esperamos y nos merecemos una respuesta a nuestro reclamo”, señala.