LG Play Panorama Tucumano

Caso "Viviendas": a los dueños de Marán se les imputan varios delitos

Sebastián y Martín Nieva fueron aprehendidos tras declarar ante la Justicia y la fiscala Giannoni pidió que ambos queden detenidos. Los propietarios legales de la constructora reconocieron un vínculo con Barrionuevo y su familia pero negaron que el ex funcionario haya intervenido en la empresa.
06 Sep 2018

Contradicciones, silencios e imprecisiones. Estos son los elementos que, según fuentes judiciales, predominaron en las declaraciones de Sebastián y Martín Nieva -dueños de la constructora Marán SRL- ante la Justicia. Ayer, tras escuchar al primero durante cuatro horas y al segundo por dos horas más, la fiscala Adriana Giannoni dispuso que ambos queden aprehendidos. Momentos después, pidió al juzgado de instrucción que se apruebe la detención de ambos.

De esa forma ascendió a cuatro la cantidad de imputados que se encuentran privados de su libertad en el marco del “caso Viviendas”. Esta es una causa que se inició el año pasado, luego de que “Panorama Tucumano” -el programa de televisión de LA GACETA- transmitiera un informe sobre diversas irregularidades en el Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu).

Los otros dos detenidos por esta investigación son los ex funcionarios Miguel Jiménez Augier (se le imputa enriquecimiento ilícito) y Lucas Barrionuevo (acusado de enriquecimiento ilícito, asociación ilícita y defraudación a la administración pública).

“Se le imputa (a Barrionuevo) haber formado parte y ser miembro de una asociación destinada a cometer delitos, en la que se encontraban involucrados directivos y/o los responsables de la empresa Marán SRL”, reza el pedido de prisión preventiva contra el ex coordinador de Programas Federales del Ipvdu. Es el mismo escrito en el que se requiere, además, la preventiva para Jiménez Augier. Este pedido está pendiente de aprobación por el juez de instrucción Alejandro Tomas y se espera que sea resuelto en los próximos días.

El párrafo citado es un claro ejemplo de los motivos por los que la Fiscalía decidió retener a los hermanos Nieva, acusados de participación primaria en el delito de enriquecimiento ilícito, encubrimiento y asociación ilícita. Es que, el año pasado, Barrionuevo había negado estar vinculado con Marán y con los dueños legales de esa constructora, que recibió contrataciones directas del Ipvdu por casi $ 50 millones.

En aquel momento se demostró que los hermanos Nieva eran sobrinos políticos de Barrionuevo y, hace semanas, “Panorama Tucumano” transmitió el testimonio de un ex empleado de Marán que complicó aún más a este trío. Según Alberto Flores, quien trabajó seis años para la constructora, los Nieva eran simples testaferros y Barrionuevo era la verdadera autoridad dentro de la empresa.

La declaración

Según fuentes judiciales, Sebastián Nieva habría declarado primero, durante cuatro horas. Le siguió su hermano Martín, por dos horas más.

Una de las cosas que más llamaron la atención en la Fiscalía VIII fueron los trabajos realizados por ambos antes de ser los titulares de la constructora. Sebastián sostuvo que en 2006, mientras trabajaba como empleado de un corralón, recibió una oferta para formar parte de Marán, una empresa que en ese momento pertenecía a Carlos Antonio Saavedra y a César Ramón Bravo, quienes también están vinculados a otra constructora: Sabra SRL.

En 2008, los propietarios de Sabra abandonaron su participación en Marán para transferir sus cuotas sociales a Ricardo David Balcazar. El mismo año, Balcazar se desvinculó de Marán e ingresó a la sociedad Martín Nieva como socio gerente. Así consta en los boletines oficiales del 20 de julio de 2006, y en los del 27 de febrero y 21 de julio de 2008.

Según deslizaron fuentes judiciales, llamó la atención que Sebastián haya pasado de ser empleado de comercio a convertirse en uno de los dueños de una constructora. Y el caso de Martín les resultó todavía más llamativo, ya que habría declarado que se desempeñó como ayudante de fletero y que atendía un kiosco antes de asumir como socio gerente de Marán.

Además, desde Tribunales informaron que no registran automóviles ni inmuebles a su nombre. El hecho de que los dueños de una constructora que manejó millones del Estado no tengan bienes de este tipo en su patrimonio habría sido uno de los indicios que la Justicia consideró en consonancia con el testimonio de Flores según el cual eran testaferros de Barrionuevo.

Por otra parte, en la declaración de los Nieva también surgió el vínculo familiar que los conecta con Barrionuevo. Aun que negaron que el ex funcionario haya intervenido en la actividad de la empresa, explicaron que son primos hermanos de los hijos del ex funcionario, con quienes aseguraron tener contacto de manera frecuente.

Otro episodio en la declaración habría ocurrido cuando se interrogó a los hermanos sobre una obra en concreto. Se habría consultado a los hermanos Nieva cómo lograron que se adjudique a su empresa una obra en San Carlos Oeste II si tenían problemas económicos, que finalmente provocaron que se les quite la obra. El silencio habría sido la única respuesta.

Lo que sí reconocieron fue que su constructora realizó algunas tareas durante la construcción de la casa que Barrionuevo tiene en Los Olivos. Al respecto, habría surgido una contradicción respecto de si fue el propio Barrionuevo o su ex esposa quien pagó por los trabajos. En ese contexto, se mencionó el polémico camión que había mencionado Flores. Ese rodado estaba conectado a Barrionuevo a través de diversos documentos, pero pertenecía a Marán. Según los Nieva, el vehículo fue entregado por Barrionuevo como forma de pago por las tareas que la constructora realizó en Los Olivos.