Actualidad Sociedad

"Podría haber robado, a los 100 metros sacarle los imanes y ya no era más un taxi"

Romero dijo que en la capital se registran las mayores irregularidades en el transporte público de pasajeros.
24 Ago 2018

“Es gravísimo. Podría haber salido a robar y a los 100 metros sacarle los imanes y ya no es más taxi. Estamos hablando de transporte público de pasajeros, que está regulado con ordenanza y regulación de licencia", fueron las palabras del subsecretario de Tránsito y Transporte de la capital, Enrique Romero, cuando fue consultado sobre el vehículo que circulaba de manera irregular por el centro de la ciudad.

En su visita a "Las 12 en 30", Romero se refirió a un video que se hizo viral en las últimas horas, donde se ve a un grupo de inspectores de Servicio Único de Transporte Público de Pasajeros en Automóvil (Sutrappa) secuestrar un taxi que tenía pegado con imanes el número de licencia y las fajas cuadrille.

"A ese operativo se lo hizo en calle 25 de Mayo y Santiago. No es el primer ploteado imantado que hemos detectado", señaló y reveló que "hoy a la mañana se realizó la denuncia. Este vehículo, con ese número de dominio figura con la licencia que lleva puesta (1804). El propietario dijo que lo quería vender porque está por cambiar la unidad y hasta que la modificación sea autorizada salió a hacer unos pesos".

"No es el primero que detectamos. En el video se puede ver a personal del Sutrappa haciendo un trabajo que se realiza todos los días de 8 a 1. La mayor cantidad de irregularidades las cometen los taxistas de la capital y esto es una prueba más".

El funcionario municipal explicó que es complicado descubrir este tipo de irregularidades: "no solamente están bien hechos, también son muy difíciles de captar. Hay que detectar el sobre-relieve para darse cuenta de que se está en frente de algo que no es normal. Está bastante 'aceitado'".

Por último, comentó que no se pudo determinar el lugar donde se fabrica este tipo de imanes. "No nos quieren decir dónde los hacen hacer. A la hora de la verdad aquí no está 'la figura del arrepentido' para que confiesen", concluyó.