Cartas de lectores II: administradores del PAMI

20 Junio 2022

A propósito de la carta de Héctor L. Bravo (“PAMI”, 10/06), celebro su permanente defensa de los derechos en nuestra obra social, así como miles de afiliados que la estamos padeciendo por el permanente uso que le da la clase política de todos los gobiernos, sin distinción de signo, mal administrando burocráticamente con fines que nada tienen que ver con la salud. Por tal situación tenemos la absoluta autoridad de ser los administradores directos de la misma. Tal como expresa el señor Bravo su deseo de entrevistar el titular del PAMI, para sugerirle, a partir de sus años de experiencia, alternativas para acceder a una mayor eficacia en lo que se refiere a prestaciones. Muchos somos los afiliados que estamos capacitados para hacerlo. Desde hace ya varios años en mi permanente defensa de nuestros derechos, usando la palabra como la mejor herramienta por medio de innumerables cartas a los lectores, señalando las permanentes deficiencias en los servicios, como así también con propuestas concretas y realizables para subsanarlas. En LA GACETA (05/02/18) se publicó una “Carta abierta al presidente Macri”, por supuesto que jamás recibí respuesta, ni se cumplió en absoluto en su período de gobierno, para normalizar el PAMI. También me dirigí con una “Carta abierta” a la directora Ejecutiva del PAMI, Luana Volnovich, sobre las nuevas disposiciones bajo el nombre “La libertad de elegir”, publicada el 02/04 2022 como “Voces, reclamos, y esperas de jubilados” en “Cartas al país” de “Clarín”. Para mi sorpresa, el 04/04 recibí una llamada telefónica del PAMI Central por encargo de la licenciada Luana Volnovich, luego de burocráticas gestiones vía WhatsApp, se logró solucionar en mi caso particular parte de lo planteado, quedando pendiente la mayoría de los problemas de origen, entre otros: 1) La libre elección de Médicos Especialistas no es tal, se debe efectuar interminables trámites, sin tener acceso directo a los citados profesionales. 2) Durante varios meses al concurrir a la farmacia a retirar mis medicamentos del mes, me están cobrando reiteradamente medicamentos que están incluidos en el Vademécum gratuito del PAMI que los debo abonar, realmente inexplicable. 3) Otro tema es el de la vacunación antigripal, la que no puede efectuarla en ninguna farmacia indicada por el PAMI, luego de una peregrinación de varias semanas (también lamentable) finalmente tuve que vacunarme por medio del Siprosa en el nodo 107. Podría seguir enumerando, las deficiencias, pero sería interminable. Como se podrá observar, ni con la intervención del PAMI Central, se puede recibir la atención que nos merecemos los jubilados. No bajaré los brazos y seguiré en la tarea de exigir el cumplimiento de los derechos que nos asisten a los jubilados como afiliados del PAMI, haciendo votos para que cada día, más jubilados sumen sus voces para lograr los objetivos propuestos en la administración de nuestra Obra Social por sus verdaderos dueños.

Federico Yurcovich

Tamaño texto
Comentarios