Tres de cada 10 universitarios egresan en el tiempo esperado: qué eligen los estudiantes

El 61,6% de los inscriptos continuó sus estudios y el 22,7% cambió de carrera, siendo éste un comportamiento frecuente, según las últimas estadísticas.

01 Dic 2021
2

Universitarios. Imagen ilustrativa

Los chicos que ingresan a una carrera y llegan a terminarla en el tiempo esperado por la Universidad representan el 29,6% de la población estudiantil. Es decir, tres de cada 10 estudisntes egresan en el período fijado por la curricula, de acuerdo a las últimas estadísticas del Departamento de Información Universitaria (2019-2020).

La proporción de egresados difiere notablemente si se discrimina entre los estudiantes que cursaron en una institución estatal de los que lo hicieron en una privada. El porcentaje en la universidad pública baja al  25,7% y el sistema privado se eleva al 41,5%.

“Claramente lo económico es un factor que puede ser determinante. Pero los tiempos teóricos de las universidades no son los tiempos reales. Los universitarios no son estudiantes full time”, reflexiona Paulo Falcón, especialista en educación superior y miembro del Consejo de Gobierno IESALC-UNESCO, en diálogo con LA GACETA.

Según su experiencia, el porcentaje de egreso en el tiempo esperado gira en torno al actual. A su entender, y por la organización del estudio universitario, “es improbable” que un gran porcentaje realice la carrera según los tiempos teóricos. En universidades públicas, las trabas burocráticas, administrativas y académicas también impactan en esos tiempos.

En este informe, el Departamento de Información Universitaria destaca el aumento de la población universitaria, aunque con cambios de las elecciones de carreras.

En los últimos 10 años, el sistema universitario argentino registró un crecimiento del 27,3% en la matrícula de estudiantes de pregrado y grado, un incremento del 43,6% de nuevos inscriptos y un aumento del 36,7% en sus egresados.

Del total de inscriptos en 2019 (640.401), 61,6% continuaron sus estudios. Contrariamente a lo que informes anteriores mostraban e indicaban que el resto abandonaba la universidad, estas últimas estadísticas revelan que hay un porcentaje notable de estudiantes que “no dejan”, sino que cambian de carrera.

“El sistema no cruzaba datos personales, no se tenía en cuenta el DNI, dato que se incorporó en el 2018 –explica Falcón-. Antes, el dato de abandono y deserción oscilaba el 50% en el primer cuatrimestre y se decía que la universidad no contiene al alumno. Pero lo interesante de este último informe es que muchos de los estudiantes se inscriben en varias carreras y al año, o a los dos, cambia de elección”.

Esta proporción alcanzó al 22,7% de los inscriptos en 2019. Este indicador resulta relevante dado que aporta una nueva mirada sobre el comportamiento de los estudiantes durante los primeros años de sus trayectorias universitarias, en las que se observa que el “cambio de carrera” es un comportamiento frecuente y que esto no implica la “deserción” del sistema, según destaca el informe estadístico, basado en los datos del sistema Araucano.

El cambio de carrera sería más frecuente entre las mujeres (13,4%) que en los varones  (9,3%), de acuerdo a las estadísticas. Igualmente, Falcón se preguntó en este aspecto cuánta importancia se le está dando a la orientación vocacional en la escuela secundaria. Si bien esto está establecido en la ley de Educación Superior, el especialista consideró que falta una articulación efectiva con los años preparatorios, considerando la etapa adolescente en la que los estudiantes toman la decisión de seguir una u otra carrera.

¿Qué eligen estudiar?

Comentarios