La confianza, clave para el vínculo entre padres e hijos - LA GACETA Tucumán

La confianza, clave para el vínculo entre padres e hijos

30 Nov 2021 Por Paula Barbaran

“¿Cómo hago para que me cuente?”, repiten los padres que necesitan conversar con sus hijos que ingresan a una de las etapas de la vida más difíciles: la adolescencia.

Sin embargo, la confianza se establece desde mucho tiempo antes. La teoría del apego, según psicólogos especialista como Maritchu Seitún trae como beneficio una relación de confianza entre padres e hijos. “La disponibilidad, la seguridad, la confianza, la incondicionalidad, la capacidad para comprender al niño y actuar de acuerdo a eso. Todo lo que ofrece la figura de apego la constituye en una base segura para el niño desde donde se anima a abrirse al entorno, conectarse con otros, crecer, aprender, divertirse, incluso alejarse sabiendo que puede volver cuando lo necesite. Estos son los rasgos de un vínculo de apego seguro, no se trata de estar juntos y pegados, la figura de apego tiene que resultar confiable de muchas maneras distintas para ofrecer ese vínculo seguro”, explicó la especialista en una entrevista a Clarín.

A mediados de noviembre Unicef presentó un informe con datos sobre violencia provenientes de diversas fuentes oficiales. El objetivo del trabajo fue aportar información sobre las violencias que afectan a niñas, niños, adolescentes y mujeres en Argentina, y acompañar los esfuerzos que se realizan en diferentes organismos nacionales y provinciales para la construcción de datos consolidados que contribuyan a la visibilización del problema en la agenda pública. Los datos dieron cuenta de las diferentes competencias entre los poderes judicial y ejecutivo sobre la temática. El reporte analizó los casos de violencia atendidos a través de la Línea Nacional 137, que brinda asistencia en situaciones de emergencia y urgencia además de contención, asesoramiento y asistencia a víctimas de violencia familiar y sexual. En la línea se abordan y contienen a personas que consultaron por situaciones de grooming, abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes, y explotación comercial y sexual de menores.

Los datos que surgieron de este informe son los siguientes y demuestran la vulnerabilidad de las infancias. Así, entre octubre de 2020 y septiembre de 2021 se recibieron 15.118 consultas; con un total de víctimas registradas de 20.520 y total de niñas, niños y adolescentes víctimas de 9.989. Dentro de las consultas recibidas se destacan las relativas a violencia familiar que fueron un total de 9.554 con 14.954 víctimas.

Si se analiza la georreferencia, del total de consultas recibidas el 63% provino de Ciudad y Provincia de Buenos Aires, el 8% de la región pampeana. Desde Tucumán, por ejemplo, se realizaron el 1.5% de las consultas, mucho más que sus vecinos del NOA: Jujuy y Santiago del Estero un 0,6%, Salta 0,9%. “Esto puede esta relacionado con la difusión y el acceso a la información en las regiones y no con la mayor incidencia del problema”, explicaron igualmente.

En el 48,4% de las consultas por violencia familiar el contacto con la línea fue realizado directamente por la víctima, seguido por un familiar en el 21% de los casos. A 1 de cada 10 consultas por violencia familiar fue realizada desde comisarías, hospitales y otras instituciones. En el 39% de los casos de violencia sexual, quien se comunica con el Programa es un familiar de la víctima y en un 20,1% la propia víctima de la agresión. 18,8% de las consultas por violencia sexual registradas en el período fueron reportadas por las comisarías. Por último, uno de los datos destacados indica que hubo un total de 3.219 niñas, niños y adolescentes que fueron víctimas de violencia sexual. 1.429 de esos casos fueron niñas de 12 a 17 años.

En Salta, una adolescente de 15 años denunció a su profesor de folclore por acoso sexual. El hombre, mayor de edad, le enviaba mensajes subidos de tono y hasta le propuso ser “amigos con derecho”. Después de un tiempo la niña pudo contarle a su mamá lo que sucedía e inmediatamente hicieron una denuncia penal en contra del profesor. A partir de ahí, en esa y en otras instituciones comenzaron a denunciar casos de acoso y abuso sexual. En total, fueron 18 los profesores separados de su cargo. Otro caso, en otra escuela tuvo como víctima a una alumna de 13 años que denunció que dos jóvenes de quinto año quisieron abusar de ella en uno de los baños. “A mi hija la empujaron hacia el baño dos alumnos de la escuela. Ella no los reconoció. Uno de ellos se quedó en la puerta del baño. Tenía la chomba de la promo del colegio y el otro no. El joven le manoseó las piernas, quiso quitarle la pollera y mientras intentaba tirarla al suelo del baño ella lo empujó y logró escapar”, explicó la mamá a un diario local.

Los canales del Programa Las Víctimas Contra Las Violencias están a disposición de todos los ciudadanos y es nuestro deber tenerlos presentes y difundirlos. La línea telefónica 137, Línea de WhatsApp 1131331000, Pagina web institucional (formulario específico) - https://www.argentina.gob.ar/justicia/violencia-familiar-sexual/formulariode-consulta-grooming y/o correo electrónico institucional - [email protected] Las líneas 137 y 1131331000 son gratuitas, tienen alcance nacional y funcionan durante las 24 horas los 365 días del año.

Estas líneas son atendidas por psicólogas/os y trabajadoras/es sociales entrenadas/os en perspectiva de género y derechos humanos, quienes brindan atención, contención, orientación y seguimiento profesional a víctimas de violencia familiar y/o sexual. Las/os profesionales que atienden la línea cuentan, además, con el apoyo de un equipo jurídico especializado que se ocupa de responder dudas legales y orientar sobre las acciones más apropiadas posibles a llevar adelante en cada caso, a la vez que articulan con los recursos locales de seguridad y asistencia en caso de ser necesario.

Comentarios