Suba del Monotributo, desde enero: así se ajustará el impuesto - LA GACETA Tucumán

Suba del Monotributo, desde enero: así se ajustará el impuesto

A partir de 2022 se sumará presión a los contribuyentes en medio de un fuerte contexto inflacionario.

26 Nov 2021
1

FOTO TOMADA DE PERFIL.COM

Los aportes de los monotributistas subirán casi 53% a partir del 2022, lo que sumará presión al bolsillo en un escenario de alta inflación. En la misma proporción se incrementarán los topes de facturación de cada categoría.

El aporte se ajustará desde enero según el incremento acumulado por las jubilaciones en el 2021, que arrojó 52,6%, consignaron fuentes oficiales. Ese es el nivel de suba que se les debería aplicar a los valores de facturación admitida en cada categoría.

Lo mismo aumentarán los importes correspondientes al componente impositivo y los aportes al sistema previsional y a la obra social, en los casos que corresponda.

Monotributo: cómo quedarán los topes de facturación

En tanto, las facturaciones máximas para estar en el régimen llegarán a $3.969.420 (actividades de servicios) y $5.648.790 (comercio).

En la categoría A, la más baja, se podrá tener ingresos de hasta $564.879. En la B, el tope será de $839.685, para citar algunos ejemplos.

En cuanto a los aportes, irán desde los $4.040 en la categoría más baja, hasta $30.401 en la más alta, que es la "K", para comercios.

Más ajuste: se viene la quita de subsidios para las tarifas

En otra señal del viraje de las políticas económicas el Gobierno, el secretario de Energía, Darío Martínez, afirmó que la segmentación de tarifas se empezará a implementar "en los primeros meses" del año próximo, lo que implicará una quita de subsidios a algunos sectores.

Destacó que será una herramienta que quedará instalada para las gestiones que vengan en la Argentina".

El Gobierno busca reducir los subsidios a la energía en aquellos hogares que estén en condiciones de afrontar las subas.

Con ese objetivo, ya pidió a las distribuidoras que se corrijan errores en los datos de las personas que figuran como contratantes del servicio, cuando en realidad los habitantes de las propiedades son otras personas. Serían más de un millón en el caso de la electricidad.

La baja de subsidios permitirá mejorar las cuentas públicas, una condición que el FMI exige para poder encaminar un acuerdo.

"El año que viene se va a empezar a implementar. Esperemos que sea lo antes posible, en los primeros meses, pero no podría definir una fecha, porque estamos en ese esquemas de elaboración", resaltó Martínez.

En declaraciones a medios acreditados en la Casa Rosada, el funcionario puntualizó que la segmentación "va a comenzar de a poco y creo que va a superar muestra gestión".

"Es una herramienta que se quedará instalada para las gestiones que vengan en la Argentina y cada vez será mejor", enfatizó.

En ese marco, el funcionario argumentó: "Es un uso más inteligente de los subsidios. No es ahorrar o dejar de ahorrar, sino usarlos de una manera más eficiente para poder llegar de una manera más concreta a aquel que realmente lo necesita".

"La evolución de las tarifas tiene que ser siempre muy por debajo del salario. El salario es el que tiene que evolucionar en términos reales", subrayó.

Además, indicó que la segmentación es un proceso que están "iniciando", y completó: "A partir del año que viene vamos a empezar a dar los primeros pasos. Es una herramienta que se va a ir perfeccionando a lo largo de los años en la Argentina" .

El funcionario defendió el congelamiento de tarifas durante la pandemia. Consideró que fue una "decisión importantísima este año entendiendo la situación de una pandemia que nos complicaba".

"Los incrementos no han superado el dígito. Entendemos siempre como eje rector que de ninguna manera pueden evolucionar las tarifas por encima de los salarios", enfatizó.

Comentarios