Mensaje de Monteros a Acevedo: "la época de la dictadura ha quedado atrás”

El intendente de Banda del Río Salí criticó al ministro del Interior provincial, en medio de la discusión por los recortes de fondos.

14 Julio 2021

El intendente de Banda del Río Salí, Darío Monteros, envió ayer una nueva nota y con “otro tenor” para reclamar contra el recorte de fondos por parte de la administración de Juan Manzur. En el escrito, advirtió que “defenderá esos recursos a través de la Justicia”.

El jefe municipal, allegado al vicegobernador, Osvaldo Jaldo, envió una nota al mandatario en la cual le avisa que tal instrumento debe ser entendido como reclamo formal, y ser respondido por la positiva dentro de los próximos 10 días hábiles. Según el funcionario, la Provincia adeuda $ 94 millones a ese municipio en concepto de obligaciones salariales y de obras públicas.

Monteros apuntó al ministro del Interior, Miguel Acevedo, y al Gobernador y rechazó el argumento que en Casa de Gobierno habían expuesto para explicar la situación. “La respuesta (del ministro) fue que se nos habían retaceado los fondos  porque habíamos recibido una gran obra del Gobierno nacional (por la planta de tratamiento cloacal). Me llama la atención lo de Acevedo, quien viene hace  más de 25 años en la administración pública: fue ministro del gobierno de (Antonio Domingo) Bussi  y ahora, funcionario del peronismo”, remarcó, al incluir entre los afectados a la Municipalidad de Alderetes.

“A los 140.000 vecinos de Banda del Río Salí le estamos privando de los servicios, el funcionamiento y las obras desde marzo”, demandó en una entrevista con el noticiero "BUEN DÍA".  

“La última vez que conversé con el Gobernador fue hace más de 20 días. No llegamos a buen puerto respecto de lo institucional. En lo político, se sabe cuál es mi relación con el vicegobernador”, explicó.  “La interna descuidó muchas cosas de la situación provincial. En este caso, la Municipalidad de Banda del Río Salí está sufriendo las consecuencias con el retaceo de fondos”.

Monteros, al final, envió un mensaje a Acevedo. Recordó que habían trabajado juntos ocho años y que se “conocían muy bien”. “El látigo no es necesario para estas cosas. La época de la dictadura y el bussismo, gracias a Dios han quedado atrás”, indicó

Comentarios