"Indio" Cansinos: "hay que salir a cantar nuestra historia; es nuestro deber hacerlo" - LA GACETA Tucumán

"Indio" Cansinos: "hay que salir a cantar nuestra historia; es nuestro deber hacerlo"

El cantautor tucumano lanzó hoy el single "Raíces", que toma como eje el Tucumanazo. Sus orígenes en la música, y su militancia desde la cultura.

02 Jul 2021 Por Santiago Pérez Cerimele

Una sonrisa tímida, como si permanentemente se mantuviese en estado incipiente, asoma tatuada en el rostro de Marcos Cansinos. El "Indio" sonríe así; como si supiese algo que el resto desconoce. Piensa un rato cada respuesta durante la entrevista que concede a LAGACETA.Com. Se toma su tiempo. Se nota que recuerda o reflexiona, se nota que antes de contestar hace un ejercicio de memoria o de análisis.

Iniciaba su adolescencia cuando sintió que dentro comenzaba a arder la pasión por la música. Por entonces, inasible, amorfa, difusa. “En el colegio (Gymnasium, de la Universidad Nacional de Tucumán -UNT-) empecé a estudiar guitarra; veía amigos que cantaban y tenían su banda, como Sebastián Kristal, que era muy bueno en lo que hacía. O el actual ministro de Educación (Juan Pablo Lichtmajer), que en la cantina del colegio cantaba una chacarera con sentimiento. Yo había escuchado chacareras; pero ese día fue la primera vez que veía alguien que la tocara de ese modo. Y finalmente, un recital de la Insignia, el ex grupo de (Darío) ‘El Ruso’ Souza, en la semana del colegio, que me voló la cabeza. Esas imágenes me marcaron”, cuenta.

LANZAMIENTO. El cantautor tucumano Marcos Cansinos subió hoy el single GENTILEZA DE MARCOS CANSINOS.

Años más tarde aquella fuerza que lo atraía hacia la música se fue haciendo más precisa. Si bien nunca dejó de tocar y de formar bandas, entre la etapa final del segundo Gobierno de Carlos Menem y los inicios de la gestión de Fernando de la Rúa la pasión devino una decisión racional.

“Estudiaba en la Facultad de Derecho de la UNT, pero cuando la crisis estuvo muy a flor de piel decidí también estudiar música en el Instituto Superior de Música de la UNT. Y empecé a tocar en marchas, en mitines, en actos. Sentí la necesidad de decir cosas; de cantar nuestras propias cosas. Sentí que esa era mi tarea”, afirma. Y sonríe.

Imposible no pensar: “...Hoy mi deber era cantarle a la patria, alzar la bandera, sumarme a la plaza...”.

Marcos se recibió de abogado, e incluso litigó durante algunos años. Pero ese corsé le molestaba cada vez más y, en paralelo, aquella pequeña chispa de pasión por la música en su interior ya calentaba, y lo convocaba como convoca el fuego de un brasero en un campestre atardecer de invierno.

LANZAMIENTO. El cantautor tucumano Marcos Cansinos subió hoy el single GENTILEZA DE MARCOS CANSINOS.

“Del ejercicio de la profesión tengo grata memoria, porque conocí amigos maravillosos. Pero también me quedaron recuerdos ingratos. A mí me movía el ideal de Justicia, que obviamente nada tiene que ver con el trabajo del abogado ni, sobre todo, con el Poder Judicial. Al menos esa fue mi experiencia. Cuando llevaba una causa yo sentía que estaba pediendo el tiempo, porque debía estar tocando la guitarra. La música es 100% una mejor herramienta para buscar la Justicia -y otros valores-. Y es mi forma; mi tarea es esta”, insiste. Y sonríe.

- ¿Concebís la música como una forma de militancia?

- Sí. Siempre me he sentido un militante de la cultura. Quizá no sea una militancia organizada, en una agrupación, pero la siento así: hay que salir a cantar nuestra historia; es nuestro deber hacerlo.

- ¿Por qué es necesario contar nuestra historia?

- En Tucumán no hay muchas canciones que hablen de nosotros. No me refiero a la provincia, a sus paisajes o a algunos personajes; sino a nosotros, como colectivo. Y tiene que ver con una construcción identitaria. Muchas cosas de Tucumán están fuera de los libros y del día a día. Por ejemplo, el cierre de los ingenios, en 1966. Produjo la pérdida de un tercio de su población. Para dimensionarlo: las bombas atómicas de Hiroshima y de Nagasaki en 1945 afectaron a menos del 1% de la población de Japón. Es decir, el cierre de los ingenios debería ser un escándalo. Elegí cualquier país del mundo y sacale la tercera parte de su población, y veamos qué tiempo le lleva recuperarse. El cierre de ingenios debería ser crucial, pero está totalmente afuera de nuestra historia.

- Hablemos de Raíces, el single que lanzaste hoy...

- Bueno, tiene que ver con lo que estábamos hablando, de contar nuestra historia: es una canción inspirada en el Tucumanazo. Empieza a nacer en la década de los 90, durante una marcha a la que había ido. No recuerdo exactamente cuál era el reclamo, pero estábamos en la plaza Independencia, y tengo bien patente que la Policía empieza a tirar gases (lacrimógenos) y salgo corriendo por San martín, hacia el Bajo. La Policía venía desde Casa de Gobierno, empujando a la gente hacia el este. Y cuando estábamos llegando a Rivadavia -hoy, Virgen de la Merced-, por esa calle venía la ‘Montada’, a cerrarnos el paso, golpeando. Me quedó esa imagen, de la sorpresa traicionera, el ruido de los cascos de los caballos, la adrenalina. Al día siguiente vi la foto en los diarios, y sentí que no captaba un montón de cosas que yo había vivido. Luego encontré una foto del Tucumanazo, y me dio la misma sensación. Una foto buenísima, con todo el dramatismo del instante; pero según mi experiencia, a la foto le faltaban muchos condimentos. Y sentí -y supe- que debía hacer una canción de eso.

- ¿Y cómo fue gestándose esa certeza?

- El evento determinante ocurrió cuando me invitan a tocar en la presentación de libro Tucumanazo, de Silvia Nassif. Ella me regala un ejemplar, lo hojeo, y digo: ‘aquí está la canción’. Y escribí la letra, y me salió la música. Luego la dejé, que macere, cosa que habitualmente hago; y algunos versos fueron saliendo, y algunas palabras fueron entrando; y cuando sentí que ya estaba madura la saqué.

- Y concretamente, ¿de qué habla la letra?

- Es la historia de una foto del Tucumanazo. Pero la foto en sí no existe. Es imaginaria. Y es lo objetivo y lo subjetivo puesto ahí. Hay muchas cosas muy significativas para mí, que están ahí. Pero, de todos modos, he tenido muchos ‘cómplices’ para esta canción: desde el vamos, Silvia, porque ese libro funcionó como un clic. Inicialmente se trataba de una experiencia mía, pero al leer el libro entiendí que debía contar la historia de otras personas, la de Tucumán. Silvia también me prestó algunas fotos que tenía, al igual que Rubén Kotler, y el archivo de LA GACETA. Todas esas imágenes salen en el video, que estará más adelante.

- El single se lanzó en Spotify. ¿Cómo es tu relación con esas plataformas?

- En Spotify estoy hace rato; a YouTube debería darle un poquito más de bolilla. Es una materia pendiente, la de generar contenido que pueda servirle a la gente; por una cuestión de tiempo no lo estoy pudiendo hacer, pero las ideas están. Y lo de Spotify es tremendo, porque me avisa que me escuchan de muchas partes del mundo. La mayor audiencia proviene de Colombia, de México, de Estados Unidos, de Chile; pero hay lugares que ni conozco, y la app me dice que me escuchan. Y me da mayor llegada que los formatos tradicionales.

“Indio” ya subió un disco -Índigo, junto al Trío de Trova- y tres singles: Raíces, Te recuerdo, Amanda, y Dele meté’ bulla. En Spotify lo encuentran como "Indio Cansinos".

Comentarios