Una jueza pidió más medidas de prevención para Yerba Buena - LA GACETA Tucumán

Una jueza pidió más medidas de prevención para Yerba Buena

Preventiva para un motochorro acusado de atacar a dos mujeres.

09 May 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

MODUS OPERANDI. Los motochorros atacaban en las calles interiores.

“Después de lo que me pasó, tengo terror de volver a casa sola. Son unas cuadras las que debo caminar. Si no hay quien me busque, sufro cuando camino”, explicó una mujer que fue víctima de una pareja de motochorros que atacaba en Yerba Buena. La jueza María Carolina Ballesteros escuchó el reclamo y, además de dictarle la prisión preventiva por 60 días al único sospechoso detenido, pidió a la Policía realizar recorridos de prevención por la zona para proteger a las víctimas y reforzar la prevención.

La mujer, cuya identidad se mantiene en reserva por su pedido, fue una de las víctimas de esta pareja de asaltantes. Fue atacada en la esquina de Anzorena e Ituzaingó el 23 de marzo. “El bolso o la vida”, le dijo uno de los delincuentes antes de apoderarse de sus pertenencias.

Personal de la Brigada de Yerba Buena, al mando de los comisarios Nicolás Marchant, Héctor Marín y Jorge Dib, estableció que la misma pareja de motochorros podría haber sido la autora de un hecho similar ocurrido al día siguiente en la esquina de Las Rosas y Paraguay contra una mujer que también llegaba a su domicilio. Recibieron la autorización del fiscal Diego López Ávila para avanzar con la investigación.

Los pesquisas, analizando las imágenes tomadas por las cámaras de particulares y el testimonio de las víctimas, establecieron que los delincuentes se desplazaban una moto negra que tenía una calcomanía blanca en su frente. También confirmaron que actuaban entre las 12 y las 14 en las calles interiores de Yerba Buena y que reducían a las víctimas apuntándolas con un arma de fuego. Sospechan que podrían haber sido los autores de varios otros delitos de las mismas características.

El viernes, un equipo de la Brigada observó al sospechoso montado en el rodado que buscaban en la esquina de 25 de Mayo y Córdoba. Lo demoraron y la fiscalía confirmó su aprehensión.

La resolución

Ayer se realizó la primera audiencia del caso. El defensor Eduardo Aguilar pidió que se declarara ilegal la aprehensión porque no fue en flagrancia y porque tampoco pesaba sobre su defendido la orden de detención emitida por un juez. El auxiliar fiscal Miguel Fernández argumentó que era legítima porque se había dado en una circunstancia especial y que había sido convalidada por el fiscal López Ávila. Ballesteros le dio la razón.

Luego, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó que se le dictara la prisión preventiva por 60 días, ya que la investigación recién comenzaba y sostuvo además que el detenido podría haber estado involucrado en otros hechos por lo que podría entorpecer el trabajo de los policías que están abocados a esta tarea. Pese a la oposición del defensor, la magistrada aceptó el pedido.

Las dos víctimas hicieron uso de la palabra en la audiencia. No sólo confirmaron la versión de los hechos, sino que dejaron en claro que desde que fueron asaltadas, viven con miedo. También expresaron el temor que tienen que los delincuentes se cobren venganza por haberlos denunciados.

Ballesteros tomó nota y tal y como se lo había solicitado el representante del MPF dictó órdenes de protección para las mujeres y pidió que se oficiara al jefe de Policía Manuel Bernachi para que se realicen recorridos preventivos entre las 11.30 y las 15 en las zonas donde se cometieron los ilícitos.

Comentarios