Investigan si una policía tucumana fue víctima de femicidio - LA GACETA Tucumán

Investigan si una policía tucumana fue víctima de femicidio

Con varios elementos en su contra, quedó detenido en Capital Federal Germán Baigorria, la pareja de la joven. En la escena había signos de una pelea. Él dijo que ella se quitó la vida.

03 Mar 2021
1

BUENOS AIRES. Una tucumana murió el lunes a la madruga al recibir un disparo en la cabeza. Por este hecho se detuvo a su pareja, con quien convivía, quien le había manifestado a los investigadores que la víctima se había suicidado.

El hecho ocurrió en una vivienda del barrio Villa del Parque, de la Capital Federal. La joven fallecida es Sol Ana Acuña Bilbao, de 24 años, una oficial que llevaba más de un año y medio de servicio en le Policía bonaerense.

Destrozos de una pelea

Según informó la agencia Télam, un vecino alertó a las autoridades para que se presentaran en un departamento de Terrada al 2.500, allí encontraron el cuerpo de la víctima con un orificio de bala y con una pistola a su lado. En el lugar se encontraron también con la pareja de Acuña Bilbao, Germán Baigorria, también miembro de la Policía porteña. El joven quedó detenido luego de plantear que todo se había tratado de una decisión personal de la joven. Esa hipótesis era contradictoria con la que dieron los vecinos, quienes le informaron a los uniformados que Baigorria y Acuña Bilbao habían comenzado a discutir alrededor de las 3; el pleito habría implicado gritos, golpes y hasta un disparo que impactó en el suelo. A las 5, oyeron un segundo disparo, el cual creen que sería el que le causó la muerte a la policía oriunda de Yerba Buena.

En el inmueble inspeccionado se encontraron vidrios rotos en la habitación, sillas tiradas, un espejo marcado, un celular partido  y otro con la pantalla resquebrajada. Todos esos elementos darían fe de que existió una pelea previa al crimen.

Celos y controles

Conforme avanzaba la pesquisa, se determinó que Acuña Bilbao había salido esa noche a cenar con una amiga, algo que despertó una reacción en el sospechoso, quien aparentemente la celaba y controlaba mediante violencia psicológica.

Esa hipótesis se baza en los mensajes de Whatsapp que la pareja había intercambiado en ese horario, en el cual el acusado le planteaba que no le creía que hubiese salido con una amiga. La teoría judicial además se fortalece en los testimonios de testigos que aseveran que Baigorría revisaba el celular de la víctima y le prohibía que invitara a sus amistades al departamento que compartían.

Con todos los elementos mencionados, se acusó a Baigorría por homicidio agravado por mediar violencia de género. El detenido se negó a declarar ante la jueza Susana Yamile Bernan, encargada del Juzgado de Criminal y Corrección.

Una advertencia

“Si me encontrás muerta ya sabes quién fue”, con esas palabras, la víctima le habría anticipado a su hermana, Luz Acuña Bilbao, sobre el posible desenlace que le esperaba. Así lo contó la familiar en una entrevista que brindó a la agencia de noticias Télam.

“Cuando se peleaban, él le decía en tono de broma que le iba a pegar un tiro, que la iba a matar”, recordó Acuña Bilbao.

La hermana contó que Sol conoció a Baigorria en 2018, cuando ambos realizaban el curso de ingreso a la Policía de la Ciudad. Según mencionó en entrevista, ya desde entonces él ejercía violencia sobre ella.

“Los instructores le veían moretones y le decían que denunciara pero ella no quería hacerlo para no complicarlo en su trabajo”, añade la más chica de los cuatro hermanos.

Luz Acuña Bilbao contó que tras graduarse, Baigorria se separó de su mujer y se fue a convivir con la víctima. Agregó que se separaban y volvían todo el tiempo. “Él la manipulaba diciéndole que no tenía plata y que su hija se había apegado a ella”, dijo.

“Mi hermana me decía que él le gritaba, era dominante, que le decía que no le gustaba que se pusiera ropa corta ni que saliera con sus amigas”, manifestó la hermana. “Estoy segura de que mi hermana no se mató”, concluyó.

Comentarios