Aunque se levantó el paro, la crisis del transporte continúa - LA GACETA Tucumán

Aunque se levantó el paro, la crisis del transporte continúa

Ante la caída en la venta de pasajes, empresarios y trabajadores piden soluciones de fondo.

22 Ene 2021 Por Martín Dzienczarski
4

ZOZOBRA. Los alrededor de 3.600 trabajadores del transporte llevan dos años con protestas por el pago atrasado y en cuotas de sus salarios. LA GACETA / ANTONIO FERRONI

Aunque la Provincia concedió un adelanto de subsidios a las empresas de colectivos para evitar un paro de choferes, el problema de fondo en el transporte público sigue latente.

La Unión Tranviarios Automotor (UTA), había anunciado un paro total de las 56 líneas de la provincia si los 3.600 trabajadores no cobraban el sueldo de diciembre y el medio aguinaldo pendientes. La Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat), ante la caída en la recaudación, solicitó auxilio a la Provincia para poder sortear la situación: el Poder Ejecutivo concedió entonces un adelanto de subsidios de $ 300 millones, que se descontarán desde marzo en seis cuotas consecutivas de $ 50 millones.

“Con el aporte de la Provincia, en 48 horas los compañeros cobrarán los salarios adeudados, por lo que levantamos la medida de fuerza. Tenemos que armar una mesa de diálogo y solucionar el problema de fondo”, expresó ayer en Casa de Gobierno César González, titular de UTA. “No puede ser que se repita lo que ocurrió en 2020”, agregó González, por los 64 días de paro que hubo por conflictos salariales.

Jorge Berretta, vicepresidente de Aetat, celebró la ayuda de la Provincia. “El problema del transporte no se termina, es estructural y sigue vigente. Es fácil de explicar aunque muchos no lo quieren entender: el transporte tiene un costo, no hablamos de la rentabilidad, cada kilómetro tiene un costo y hace mucho que no podemos cubrirlo, por eso vamos a pedir audiencias para trabajar en reformar el sistema”, explicó el empresario. Y agregó: “el usuario no puede pagar el valor completo de lo que sale un viaje, hay que trabajar para buscar una solución estructural. Estamos dispuestos a resignar lo que podemos resignar por esta situación, no podemos seguir con empresas endeudadas, embargos y salarios impagos”.

Décadas subsidiadas

La discusión sobre el sistema de transporte público se cierne en un ítem: los subsidios. Esos fondos otorgados por la Provincia y la Nación sostuvieron el servicio para evitar que las empresas deban financiarse sólo por la venta de boletos, que tendrían un valor mucho más alto que los $ 30 actuales.

Los subsidios nacionales comenzaron en 2002, bajo la presidencia de Eduardo Duhalde, para auxiliar a las firmas tras la crisis del 2001. Eran dos conceptos: compensación tarifaria y subsidio al gasoil.

En 2018, durante la gestión del entonces ministro de Transporte Guillermo Dietrich, se congelaron los subsidios a valores de 2017. El aporte en 2017 y 2018 para Tucumán abarcaba $ 210 millones mensuales por compensación tarifaria, y un subsidio al gasoil para que el litro se mantenga a $ 10. La Provincia reaccionó declarando la emergencia del sector y aportó $ 20 millones mensuales. El mismo año, tras el endeudamiento con el FMI, Dietrich anunció que los subsidios nacionales cesaban: serían las provincias las encargadas de mantener el transporte, rubricado en el Pacto Fiscal con gobernadores.

En 2019, la Provincia subsidió a las empresas por $ 130 millones mensuales y la Nación dispuso una compensación de $ 53 millones mensuales. El subsidio para el gasoil cesó para todo el país, salvo para las firmas porteñas. La inequidad en el reparto de subsidios entre las firmas porteñas y el interior aumentó.

En 2020, la Nación dispuso la entrega de $ 152 millones mensuales (aunque no pagó mayo), mientras que la Provincia dispuso el pago de $ 81 millones mensuales. Los empresarios del interior protestaron porque de la torta total de subsidios nacionales, el 82% se distribuyó para las firmas porteñas, mientras que el 18% restante se repartió en las provincias.

Para este año, trascendió el decreto del PE $ 81 millones mensuales. Aunque todavía no se firmó el convenio con Nación, se presume que Tucumán recibiría por mes $ 160 millones. Con el escenario adverso por la suba del dólar, la crisis del sistema de transporte sigue latente.

El conflicto, en tres claves

La caída en la venta de boletos del 75% por la pandemia y la escalada del dólar profiundizaron la crisis del transporte, con subsidios atrasados.

Los empresarios afirman que se sostuvieron con endeudamiento, y que aún así los fondos no alcanzan para abonar los salarios en los plazos legales.

Ante los sueldos en mora, UTA fue al paro 64 días en 2020. La salida, confían, requiere de un cambio en el sistema de transporte imitando otros modelos.

Comentarios