En un buen momento de las ventas, denuncian que hay faltantes de materiales para la construcción - LA GACETA Tucumán
Economía

En un buen momento de las ventas, denuncian que hay faltantes de materiales para la construcción

En un buen momento de las ventas, denuncian que hay faltantes de materiales para la construcción

Las empresas tucumanas admiten que les cuesta cumplir con los clientes porque los proveedores no garantizan el stock.

27 Nov 2020 Por Camila Carceller

Desabastecimiento, suba de precios y falta de compromiso. Los empresarios tucumanos del rubro de materiales de construcción atraviesan una situación complicada debido a los problemas que desató la pandemia. Si bien admiten que es un buen momento en las ventas, resaltan que es muy difícil poder cumplir con los clientes porque los proveedores no pueden asegurarles que los pedidos lleguen completos. Además, afirman que, actualmente, les exigen el pago por adelantado del total de los encargos a ciegas.

“La demanda es alta, gracias a Dios estamos trabajando bien. Lástima que el pequeño movimiento de los últimos cuatro meses no está muy sostenido porque las fábricas no pueden mantener ni la calidad ni la cantidad de materiales. O no están produciendo o tienen problemas con la gente por el covid, pero la verdad es que no nos están cumpliendo en tiempo y forma y eso trae muchas consecuencias que terminan perjudicado al consumidor final”, dijo Fredy Del Pero del corralón Delpero.

La 'buena racha' se repite en gran parte del rubro: "desde el comienzo de la pandemia venimos trabajando con un muy buen ritmo. Nosotros se lo adjudicamos al atraso de los precios respecto al dólar y a que, al pasar todos más tiempo en casa, se convirtió en una prioridad hacer arreglos o ampliaciones que muchas veces se posponen", mencionó Raúl Cabrera, socio-gerente en la firma Zeramiko.

Según el empresario hace ya algunos meses que los proveedores les mandan lo que tienen y no lo que les piden, lo que les complica a los empresarios para calcular la reposición de los materiales y al momento de comprometerse con los clientes: "conseguir ladrillos es algo ‘heroico’ hoy en día. Si no hay, uno ofrece bloques de cemento pero a la larga las fábricas tampoco dan abasto, por lo que hay desabastecimiento". 

"Las fábricas de los productos que nosotros comercializamos -en su gran mayoría- producen un porcentaje bastante menor a su capacidad por varias razones: faltantes de materia prima, protocolos de covid que hacen que cuente con menos mano de obra, problemas logísticos, etc. Por eso su stock de seguridad se empezó a agotar y comenzaron a verse los faltantes", explicó, por su parte, Cabrera.

Entre los productos con más faltantes, Del Pero, nombró: ladrillos comunes y huecos, hierros y chapas.  

Del Pero además mencionó que la modalidad de pedidos cambió por la pandemia y que ahora los proveedores exigen pagar el encargo completo por adelantado y sin asegurar que llegará en tiempo y forma y que los productos serán tal cual los que se eligieron. “Está un poco complicado y me imagino que no va a mejorar en poco tiempo. La luchamos día a día, pero el que termina saliendo más perjudicado es el consumidor final porque sigue esperando que lleguen sus materiales –sin saber el precio concreto- y la inflación sigue creciendo mientras su dinero se licúa”, agregó.

Por otro lado, aseguró que la brecha de actualización de precios se acortó y que semana a semana hay nuevos incrementos. “De a momentos es muy tenso, muy difícil, porque uno no le puede decir al cliente cuánto le saldrán las cosas hasta que lleguen. Esto tiene que regularizarse en algún momento”, dijo.

A pesar de los faltantes y de la suba de precio -algo generalizado en todos los rubros-, tanto los empresarios como los especialistas mencionan que es el mejor momento para construir debido a que los costos del mercado son los mejores por el incremento del dólar. 

"El precio por m2 en dólares de construcción es el más bajo de los últimos años, razón por la cual es una excelente alternativa de inversión. En este sentido, el impuesto al dólar -creemos- benefició al rubro ya que los ahorristas encuentran en el ladrillo un refugio mucho más atractivo", cerró Cabrera.

comentarios