Diseño textil: la sustentabilidad es el futuro de la moda - LA GACETA Tucumán

Diseño textil: la sustentabilidad es el futuro de la moda

Estudiantes de la USP-T diseñaron remeras con conceptos amigables con el ambiente y una empresa local de indumentaria las fabricó. El consumo responsable también alcanza a la ropa.

12 Nov 2020 Por Julio Marengo
4

Hay dos afirmaciones que sirvieron como brújula para esta serie de remeras que diseñó un grupo de estudiantes de la Universidad de San Pablo: que el futuro de la moda es la sustentabilidad y que no queda más tiempo para seguir consumiendo sin conciencia.

“La industria textil es la segunda más contaminante, después de la del petróleo. Nosotros, como personas que estamos en el ámbito, lo tenemos que comunicar y concientizar para generar cambios en la manera en que consumimos ropa”, asevera Constanza Rayano, estudiante del último año de la carrera Diseño textil e indumentaria de esa universidad privada.

A partir de un convenio entre la casa de estudios y la marca local de indumentaria La Argentina, el grupo de Rayano tuvo la oportunidad de pensar y diseñar una colección de remeras que se produjeron en la fábrica de esa empresa. Cuatro equipos de la materia Organización de eventos, que este año no pudo concretar el tradicional desfile de cierre del Octubre Tecnológico, presentaron sus propuestas y los directivos de la empresa seleccionaron una de ellas. Una vez elegida, todos los estudiantes se pusieron en marcha para sacar a la luz la colección, que llega hoy a los locales de La Argentina para la venta al público.

Triple impacto

La consigna era diseñar una serie de remeras con una propuesta ideológica, que portaran un mensaje claro y de impacto. “Nosotros tomamos el tema de la sustentabilidad porque ese es el futuro de la moda. No hay tiempo para seguir consumiendo como lo hacemos. Entonces, decidimos hacer unas remeras estampadas, simples, que permitan visualizar claramente de qué están compuestas y cuáles son sus pautas de cuidado”, explica Rayano y agrega que en todo el ciclo de una prenda hay contaminación: desde la fabricación del textil, la confección, los lavados que hace el usuario y el posterior residuo.

REMERAS. Melanie Taborda y Constanza Rayano, ultimando detalles de la colección. LA GACETA / FOTOS DE ANALÍA JARAMILLO

“Mucha gente no sabe que, por ley, las prendas deben tener una etiqueta que indique la composición y los cuidados, para extender la vida útil de la ropa. De esta manera, cuando no querés usarla más, la podés vender o donar en buenas condiciones. Es una forma de consumo consciente”, defiende la estudiante. El contenido de esas etiquetas es la que quedó impreso en las remeras de la colección “Hábitat”, como la bautizaron.

El producto

Si bien las remeras son de algodón 100% y siguen el mismo proceso que el resto de los productos de la marca, el grupo le encontró la vuelta sustentable con el mensaje por un lado, con el packaging por el otro (son bolsas hechas con sobrantes de tela) y por último en las etiquetas, que son “plantables” (contienen una semilla).

“Fue el proyecto elegido porque está alineado con el rumbo que ha tomado nuestra empresa, que queremos que sea de triple impacto: económico, social y ambiental. Los dos primeros ya los hacemos, y ahora vamos por el impacto positivo en el ambiente”, explicó Fernando Decoud, cofundador de La Argentina y docente en la Universidad de San Pablo.

Además del concepto, en la empresa evaluaron la factibilidad del diseño, que se adaptara al proceso productivo de la fábrica. “Todas las propuestas fueron más que interesantes, pero esta, por el tipo de corte (moldería) de las remeras y el método de estampado, se adaptaba mejor a lo que podíamos hacer nosotros en el tiempo que teníamos”, señaló Decoud.

Ese contacto con el “mundo real” de la moda es una de las experiencias más valiosas que se llevaron los estudiantes. “Si bien materializamos nuestros diseños desde el principio en la carrera, no es lo mismo que hacerlo a nivel industrial, con tiempos que hay que cumplir, costos que cubrir, etcétera”, finalizó Rayano.

Comentarios