Economía

Crisis en pandemia: más de 200 locales cerraron en el microcentro

CRISIS. Las galerías son los sectores que más notaron la crisis.

Crisis en pandemia: más de 200 locales cerraron en el microcentro

Dónde se ubican. Las galerías padecen la crítica situación económica. Cifras.

23 Sep 2020 Por Camila Carceller

Primero tuvieron que cerrar, luego pudieron abrir pero modificando sus horarios. Los comerciantes y empresarios tucumanos tratan de sobrevivir a la crisis desde que comenzó la pandemia. Y aunque muchos utilizan sus últimos recursos para no caer, otros ya quedaron en el camino.

LA GACETA.com hizo un recorrido por el microcentro para ver y relevar cuántos locales fueron desocupados y se mantienen vacíos debido a la crisis. Teniendo en cuenta la zona comercial comprendida en el cuadrante de calles Junín-Santiago-Laprida-24 de Septiembre, son 203 los negocios cerrados de distintos rubros: indumentaria, perfumería, gastronomía y artículos para el hogar, entre otros.

“Los efectos de la crisis se están viendo ahora. Las ventas bajaron en promedio un 35% por mes interanual y estamos en una situación ‘efecto dominó negativa’ porque detrás de una venta hay que pagar un alquiler, mercadería, sueldos e impuestos. Es mucho lo que se debe afrontar y el que más lo sintió es el pequeño empresario”, explicó a LA GACETA.com Gabriela Coronel, presidenta de la Cámara de Comercio de San Miguel de Tucumán.

titulo

CRISIS. Las galerías son los lugares que más notaron la crisis. LA GACETA/ DIEGO ARÁOZ

Las galerías siguen siendo los lugares donde uno más nota la crisis. Del total de cierres relevados por nuestro diario, 93 son de comercios ubicados en estos paseos de compra. “El horario corrido las afectó profundamente. Las galerías trabajan con las cafeterías y el cerrar a las 18 no les sirve. Los propietarios se comprometieron mucho con la sanitización y hoy deben ser uno de los lugares más seguros para transitar, pero debieron reducir su atención por la falta de movimiento”, explicó la directiva. Lo mismo ocurre con muchos de los bares que están ubicados en las entradas y salidas de estos paseos, ya que decidieron atender en el horario que abre el comercio y no extenderse por el flujo de gente.

“Si tomamos en cuenta Barrio Norte y parte de Barrio Sur, son muchos más”, comentó. En total, son aproximadamente 1.500 los locales que funcionan en el centro de la capital tucumana. Fuera del microcentro, Coronel menciona que creció la ocupación de comercios por profesionales que brindan servicios. 

titulo

LOCALES CERRADOS. A lo largo del microcentro la imagen de LA GACETA/ DIEGO ARÁOZ

Según el relevamiento de la Cámara, en esa zona de la ciudad hoy, 100 propietarios tienen a su cargo a 1.488 empleados, de los cuales el 12% quedó sin trabajo debido a la crisis. Los rubros más afectados son el de calzado, textil, marroquinería y juguetería. Los dos primeros corresponden al 70% de los cierres en pandemia.

Esta situación potenció la proliferación de los showrooms (ventas en casas y departamentos) y al vuelco de los pequeños empresarios a rubros esenciales para poder vivir. “El 95% de los empresarios viven del comercio y del total, 67% son pequeños comerciantes. Un 37% de ellos debió achicarse en agosto para no desaparecer”, añadió Coronel.

Día de la Madre

Si hay un día esperado con ansias por los empresarios es el Día de la Madre. Es la fecha de mayor venta del año, más que Navidad, Reyes o el Día del Niño. La incertidumbre por la pandemia y la crisis despertó la duda entre los comerciantes que ya están pensando qué hacer para vender. “Entre todos estamos armando una campaña e implementando acciones con beneficios para el cliente”, mencionó Coronel.

Efecto dólar

Por más que uno se maneje con pesos en la vida cotidiana, los impuestos y aumentos del dólar se ven reflejados en cada una de las acciones. Es que se quiera o no, dentro de la cadena productiva, de distribución o logística, algunas etapas están ligadas a la divisa estadounidense.

“Nuestro poder adquisitivo es cada vez menor. La clase media se está empobreciendo y es muy difícil para los rubros no esenciales porque uno ya opta qué comprar. Nos estamos endeudando y en algún momento nos va a agarrar un cuello de botella gigante”, opinó la representante de la Cámara.

Coronel mencionó que la mayoría de los productos son importados y que el nuevo cepo al dólar lo “va a sentir el consumidor”.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.