Embarazo y dengue: cuáles son los riesgos que tienen las mujeres que están en la dulce espera

Cuándo se puede dar la transmisión vertical de la infección.

30 May 2020 Por Lucía Lozano
1

EXTREMAR LOS CUIDADOS. Las embarazadas deben cuidarse mucho. El repelente es uno de los aliados.

Hasta que no tenga su bebé en brazos, Silvana Pérez siente que no podrá estar tranquila. A los tres meses de embarazo, dos tests le dieron positivo: uno le decía que iba a ser madre después de 18 años y el otro le informaba que tenía dengue. Tuvo que extremar los cuidados y, aunque ya fue dada de alta, tiene miedo porque sabe que está dentro de los grupos de mucho riesgo ante la enfermedad transmitida por el Aedes aegypti.

Todo comenzó hace dos semanas. Silvana tiene 37 años, es mamá de dos jóvenes y vive en Villa Urquiza. Vio que tenía un sarpullido en las manos y la picazón se volvió insoportable. “No podía ni dormir porque me ardía muchísimo”, recuerda. Decidió ir al médico. En una guardia le dijeron que tenía una infección en el hígado. La inyectaron y la mandaron a casa. Pero eso no la calmó. Volvió a consultar. Un doctor le preguntó si cerca de su casa había casos de dengue. “Mi primo tuvo la enfermedad; también dos vecinos del frente y cinco a la vuelta”, contestó.

Le hicieron cuatro análisis. Ahí descubrió que estaba en la “dulce espera”. Además, confirmó que padecía dengue y que su nivel de plaquetas había bajado bastante. Entonces, comenzó a sentir fiebre, dolor de cabeza y en las articulaciones.

“Tenés que cuidarte más que nadie”, le dijo el médico. Después de una ecografía y 15 días en reposo Silvana intenta reponerse ahora. Ha quedado con temor. “Me dijeron que se le puede transmitir el virus al bebé, pero en estados más avanzados del embarazo”, explica.

Más afectados

Este año en Tucumán no sólo se registra un récord de casos de dengue. La enfermedad también está afectando más a niños y a embarazadas. Tres de cada 10 pacientes que estuvieron o están internados son menores de 14 años. Y en la Maternidad ya fueron 34 las mujeres hospitalizas con dengue desde que comenzó la epidemia, hace más de 80 días. Cada servicio de este centro de salud cuenta con camas cubiertas con telas mosquiteras para resguardar a las futuras mamás.

“Las embarazadas detectadas con dengue este año están siendo muy controladas. La mayoría evoluciona bien, otras se mantienen en observación. Tuvimos casos de bebés que nacieron de madres que padecieron la patología y están en perfecto estado”, explicó la directora de la Maternidad, doctora Elena Hurtado.

Las embarazadas son un grupo de alto riesgo porque naturalmente, debido a su estado fisiológico, tienen disminuidas sus defensas. Ante una infección como dengue pueden bajarles los niveles de plaquetas y sufrir deshidratación, señaló Hurtado.

Distintas investigaciones han revelado que en las embarazadas que desarrollan infección por dengue puede aumentar el riesgo de parto prematuro y de aborto. Por otro lado, es una enfermedad que podría presentar transmisión vertical del virus (de la madre al bebé). Aunque esto no se ha registrado en la provincia, sí en zonas endémicas como Salta.

Los riesgos de la transmisión vertical tienen que ver con el día en que se transmitió la infección durante el embarazo. Si esto ocurrió cerca del parto, el bebé puede tener complicaciones, especialmente si la mamá desarrolla el tipo de dengue grave.

El ginecólogo Armando Pérez de Nucci dice que hay que tener especial cuidado si la enfermedad se cursa en el último trimestre. En ese caso, es bueno hacer análisis a la madre y al bebé cuando nace, sugiere. El médico señaló que los síntomas que se presentan en la mujer embarazada que contrae dengue son similares a los del resto de la población: fiebre acompañada de cefalea, dolor retroocular más dolor en las articulaciones y en los músculos, malestar general y erupción cutánea. “Hay que estar más atentos a los signos de alarma porque se puede pensar que los vómitos son algo común en una embarazada, pero son un riesgo para el caso de dengue”, resaltó.

Hurtado y Pérez de Nucci recomiendan a las embarazadas no discontinuar los controles y protegerse para prevenir las picaduras de mosquito: tirar los recipientes en desuso que puedan acumular agua, usar repelentes, cubrirse brazos y piernas y consultar inmediatamente ante la aparición de los síntomas de la patología.

Temas

Dengue
Comentarios