Debate presidencial: se arrojaron causas de corrupción por la cabeza

Los 30 segundos libres fueron los de los cruces más intensos; mostraron a un Presidente más agresivo y a Espert con salidas irónicas.

21 Oct 2019 Por Juan Manuel Asis

Los tiempos libres de 30 segundos mostraron básicamente la estrategia de los principales adversarios: el presidente, Mauricio Macri, y Alberto Fernández. El primero atacó por el lado más previsible: ligando a su rival a la corrupción kirchnerista, vinculándolo a la gestión de Cristina Fernández; mientras que el peronista lo cruzó por lo mismo, aludiendo a Franco Macri.

¿Cómo comenzaron? Macri dirigiéndose a los enojados con su gestión, prometiéndoles una etapa distinta; Del Caño diciendo que el resto miente; Lavagna insistiendo en que no se habla de lo necesario y que se corren las cuestiones centrales; Fernández apuntando que le prestaron mucha atención a su dedo índice y no a los índices que producen indignación. Gómez Centurión se defendió de sus excesos en el debate anterior: “no vengo a ser correcto”.

Estos tiempos libres fueron picantes. Allí Espert atacó a los piquetes que interrumpen el tránsito y prometió meter preso a los piqueteros. “Cuidado Grabois”, amenazó, y pidió más y mejores cárceles. Fernández apuntó que no son lo mismo que el Gobierno nacional y que el consumo de drogas aumentó en el país. “Menos marketing y más seguridad”, remató, al tiempo que dijo que el presupuesto de seguridad cayó un 28% en la Nación. Macri defendió la tarea de Gendarmería e insistió con la guerra sin cuartel al narcotráfico. Del Caño se pronunció en favor de la legalización de la marihuana y en contra de la baja de la edad de imputablidad.

La temperatura fue subiendo en estos segmentos. Sobre empleo e infraestructura, Macri y Fernández mantuvieron un duelo verbal sobre la corrupción al que se sumó Espert. El candidato del Frente de Todos señaló que en materia energética “se llenaron los bolsillos los amigos del Presidente. ¿Usted, en el clan Macri, no vio la corrupción de la obra pública, presidente? ¿No vio lo que pasaba en su familia? Después nos contó, cuando murió su padre, que él era el responsable”, planteó. El Presidente le devolvió la estocada. “Es de mal gusto hablar de alguien que no está para defenderse; ¿no vio los bolsos de López, o las valijas de Antonini Wilson, o a la efedrina? Es difícil que no haya podido verlo, imposible de creer”, le replicó.

Espert también le preguntó a Fernández si no vio nada, cuando había una asociación ilícita en el Gobierno anterior. “Espert, cuanto tuve diferencias renuncié y me fui a mi casa. Desde que me fui nunca un juez me citó. No es la suerte del Presidente, a quien le esperan más de 100 causas cuando deje el Gobierno. No tengo nada que ver con la corrupción, no me corra por ese lado, puedo darle clases de decencia”, le contestó.

En este tramo, Lavagna dijo que se equivocan los que creen que primero hay que estabilizar la economía, para después crecer. Del Caño recordó a Mariano Ferreyra e insistió en desterrar la burocracia sindical. Respecto de los gremios, Espert pidió que se acoten los mandatos en los sindicatos.

Macri y Fernández se arrojaron munición gruesa al hablar sobre “Federalismo, calidad institucional y rol del Estado”. El Presidente aludió a la intención “K” de una Conadep de periodistas. “La prensa le tiene que tener miedo al Presidente, no a mí; él les pidió a los dueños de medios que protejan su gestión”, replicó el peronista. Luego le volvió a cuestionar al jefe de Estado por los problemas familiares en el Correo y el blanqueo de dinero. “Eso habla de usted”, señaló. Macri fue igualmente duro: “esta semana quedó demostrado que Fernández y el kirchnerismo son lo mismo, el problema es cómo ocultar eso. No somos iguales, creemos en la República, la transparencia y en una Justicia independiente, a ellos no les molesta la corrupción”.

Espert aprovechó la ocasión e ironizó, dirigiéndose a los principales contendientes: “me causan gracia, deberían abrazarse y hermanarse; no son tan diferentes”. Lavagna señaló que la calidad institucional empieza aumentando el control sobre el poder de los presidentes.

En el momento de Desarrollo Social, Medio Ambiente y Vivienda se vio a un Macri más intenso y directo contra Fernández. “Aguantar la agresividad kirchnerista es duro, pero aguantar que ellos saben cómo solucionar los problemas que generaron es increíble”, señaló. Anunció que a partir de enero los créditos UVA se iban a indexar por salarios y no por inflación.

“El Presidente se acordó de la vivienda en estos segundos, los créditos UVA iban a ser una solución siendo un grave problema para miles de ciudadanos”, apuntó Fernández. Del Caño atacó a Macri. “Los créditos UVA fueron una estafa de Macri”, recalcó. Sobre el tema, Lavagna expresó su satisfacción por el anuncio de Macri.

Cómo terminaron

Gómez Centurión

“Aspiro a una Nación sin grieta y con más federalismo, con orden, con cultura de trabajo, respeto a la autoridad, con una sociedad con premios y castigos. Desde este Gobierno se infunde miedo a los votantes. Vengo a enfrentar a las mafias y a la corrupción que destruyó los valores de este país. Vengo a defender el voto útil, que es el voto que le sirve a la Patria”.

Mauricio Macri

“Habrán visto las últimas semanas, el kirchnerismo volvió a ponerse agresivo. Y cientos de argentinos marcharon con alegría, movilizándose en paz. Estamos convencidos de que vamos a dar la vuelta esta historia, no sólo de estas elecciones sino que vamos a dar vuelta la historia del país. No fueron vanos los esfuerzos, estamos mejor parados para cambiar, los espero el 27”.

Nicolás del Caño

“Macri se va dentro de poco tiempo, pero quedará la crisis y el FMI, y los gobernadores que fueron cómplices del Presidente. Vimos lo que pasó en Ecuador y la rebelión en Chile; demuestran que cuando se intentan brutales ajustes, los pueblos salen a la calle. No es cierto que se pueda pagar una deuda que es ilegal y que no beneficia a los trabajadores. Seguimos en la lucha”.

Roberto Lavagna

“A riesgo de pecar de ingenuo propongo un acuerdo de tres puntos: que nadie que tome el poder crea que lo tomará para siempre; que el diálogo aún defectuoso como este sea un componente permanente de la vida política y que el crecimiento y la creación del empleo sea tomado como un dato de mínima, como un acuerdo entre las fuerzas políticas. Los argentinos lo merecemos”.

José Luis Espert

“Mis competidores han demostrado que son parte del problema y no de la solución. Usted, Macri, ahora grita por todos lados, pero durante cuatro años no pudo o no quiso. Y Fernández, si usted hace todo lo que dice, generará una crisis que dejará chiquita a la de Macri. Venimos a defender a la gente de trabajo y a los jóvenes que miran Ezeiza. Cuidado chantas y choros”.

Alberto Fernández

“Tantas veces me mataron..., sin embargo estoy aquí. Es la historia del país. Golpes, un día llegaron los genocidas, vino Martínez de Hoz, la Guerra de Malvinas, luego la inflación, el corralito y el default. Llegaron Néstor y Cristina y pusieron a la Argentina de pie. Pero entonces llegó Macri y tenemos que empezar de nuevo. Vamos a ponernos de pie, sobre la grieta, vamos a abrazarnos todos”.

Comentarios