Desde 2020 se estudiará historia de Tucumán en las escuelas

Los docentes recibieron con satisfacción el anuncio. La identidad como una cuestión central.

09 Oct 2019 Por Magena Valentié
1

El ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer.

A partir del ciclo lectivo 2020 el estudio de la historia y la cultura de Tucumán será obligatorio en todas las escuelas y en la totalidad de los niveles educativos. No fue una decisión rápida. Es el cumplimiento de uno de los propósitos con los que llegó el ministro y profesor de Historia Juan Pablo Lichtmajer a la cartera educativa en 2015. El anuncio fue celebrado especialmente por los docentes de esa asignatura, que la consideran una materia pendiente en la currícula general.

El ministro dijo que si bien las escuelas de Tucumán ya venían implementando proyectos de rescate de la historia local, como lo es “La escuela cuenta su historia”, a través de la conformación de unos 120 museos escolares, la idea debía extenderse a todos los niveles. El programa “Historia y futuro” se pondrá en marcha desde el nivel inicial hasta el terciario e incluirá a Adultos. Si bien no aumentará un espacio curricular, se tratará de una propuesta multi e interdisciplinar en la que cada escuela, “teniendo en cuenta la comunidad a la que pertenece tendrá la oportunidad de producir saberes que permitan recuperar la historia tucumana, reconocer las distintas tradiciones y promover una noción de cultura e identidad en forma abierta, dinámica y plural”, indicó el ministro.

“Historia y futuro” no requiere un espacio curricular específico sino el trabajo conjunto entre docentes de diferentes áreas del conocimiento, los estudiantes, sus familias y la comunidad en general.

La presentación se hizo en el Ciidept con la participación del director de Desarrollo Productivo, Dirk Trotteyn, Susana Maidana, de la Facultad de Filosofía y Letras e investigadores del CONICET.

“La iniciativa busca reconocer las distintas tradiciones culturales de Tucumán, a través de la producción de representaciones teatrales, videos, obras artísticas y demás. Lo vamos a hacer de manera obligatoria, pero respetando cada una de las identidades, de modo tal de tener una historia variada y multicolor. Ya no nos vamos a quedar con la Historia de Tucumán de 4° grado, que toma desde la Conquista hasta la Revolución de la Independencia. Ahora vamos a tomar toda la historia de Tucumán”, señaló. “No vamos a hablar de una identidad ni de una cultura, sino de múltiples identidades y culturas”, añadió.

Un sondeo de LA GACETA permitió comprobar que la iniciativa fue recibida con agrado por la docencia tucumana. El historiador Luis Yanicelli opinó: “esta es una cuestión que venimos planteando desde el Instituto Belgraniano. Desde 2009 trabajamos en el proyecto ‘Tucumán, escenario de la Historia Nacional’ y en las escuelas donde dictamos las charlas advertimos el total desconocimiento de los chicos por nuestra historia. No conocen quien fue Bernabé Aráoz, o Alberdi, por ejemplo. Mucho menos sobre Alfredo Guzmán”.

“Es muy importante esta iniciativa en todos los niveles de la Educación. Al advertir esta necesidad, en algunas escuelas como la Comercio I, donde trabajo, dictamos talleres de Historia de Tucumán a través de los EDI (Espacio de Desarrollo Institucional). Este taller se sigue dando a los alumnos de la orientación Humanidades”, aportó la doctora en Ciencias Sociales y docente del nivel secundario y universitario María Lelia García Calderón.

“La decisión de extender la enseñanza a todas las escuelas y niveles es muy acertada para que los chicos conozcan su provincia y sus raíces. Justamente por esta necesidad abrimos en una de las escuelas donde trabajo un taller sobre ‘Quiénes somos’”, contó la docente en Ciencias Sociales Delia Vega. Ahora las experiencias aisladas serán una constante en todo el sistema educativo.

Comentarios