En los negocios, Japón ya puede sentirse ganador

05 Oct 2019
1

ESTADIOS. Los japoneses, según un informe, recuperarán la inversión.

Cuando Nigel Owens dio la orden esta madrugada para el kick-off entre Los Pumas e Inglaterra, no hubo que esperar el final para que el juego forme parte de las estadísticas. El match programado en el Tokio Stadium, con capacidad para 50.000 personas (es el tercer escenario de mayor capacidad en la Copa del Mundo de Japón), entró en el balance, positivo por cierto, que hace Robert Hartnett. El jefe ejecutivo de Sport for Business, una compañía dedicada al análisis de los negocios deportivos, sostuvo que la inversión japonesa, por lo menos, podrá recuperarse. “A través de la venta de entradas y las alianzas comerciales”, explicó Hartnett en un reportaje reproducido por El País de Uruguay. El Mundial tiene como socios a la aerolínea Emirates, la cerveza Heineken, los vehículos Land Rover, la tarjeta de crédito Mastercard, la firma de logística DHL y el banco Societe Generale. El saldo sería ampliamente positivo, incluso si se considera la inversión realizada. Japón invirtió 328 millones de dólares en infraestructura para adecuar las 12 sedes a los requisitos de la World Rugby. La Federación además cobra 109 millones de dólares al país anfitrión para organizar el Mundial.

También formará parte de la estadística el triunfo que Sudáfrica logró ante Italia, 49-3. Lo propio sucederá con los duelos que también se habían programado para esta madrugada entre Australia-Uruguay y Japón-Samoa. Mañana, desde la 1.45, Nueva Zelanda-Namibia (1.45) y Francia-Tonga (4.45) por el grupo de Los Pumas.

Comentarios