¿Cómo impacta en Tucumán el presupuesto?

El 72% de las partidas asignadas a Tucumán en el proyecto de Presupuesto Nacional para 2020 tienen como destino el pago de jubilaciones y pensiones a los beneficiarios que residen en la provincia. De los poco más de $ 130.000 millones, unos $ 94.000 tienen aquel destino el cumplimiento de las obligaciones previsionales. Otros $ 14.700 millones serán volcados al pago de asignaciones familiares en todo el territorio provincial.

22 Sep 2019 Por Marcelo Aguaysol
1

LA GACETA (ARCHIVO)

La supremacía del gasto destinado a la contención social quita capacidad de maniobra financiera para encarar obras públicas. Como sucedió en los últimos años, el plan de trabajos públicos directos será acotado y dependerá de la evolución de las condiciones macroeconómicas de la Argentina. La gestión del gobernador Juan Manzur tiene menos de un mes para elevar a la Legislatura su proyección de gastos e ingresos para el año que viene

1.- Erogaciones totales

El total de gastos corrientes y de capital pautados por la administración del presidente Mauricio Macri para 2020 será de $ 6 billones, lo que significa un aumento del 37,7% respecto de este año. De acuerdo con la iniciativa elevada por el Ministerio de Hacienda, encabezado por Hernán Lacunza, al Congreso, se establece que los servicios sociales representarán el 78% del gasto primario, cuando en este ejercicio es del 74% del total. Los ministerios que más crecen en su presupuesto son los de Salud y Desarrollo Social; y Educación, Ciencia y Tecnología. El del Interior, Obras Públicas y Vivienda es el único que registrará una caída en el gasto, del orden del 23%.

2.- Un 41,1% más para tucumán

El proyecto de Presupuesto Nacional 2020 contempla un nivel de gastos de $ 130.021 millones en Tucumán. Esta cifra implica un incremento del 41,1% respecto del ejercicio vigente que, actualizado, será de unos $ 92.130 millones. De acuerdo con la composición del gasto por ubicación geográfica, Tierra del Fuego será el distrito con mayor incremento interanual del gasto nacional, de un 45,8%, mientras que la jurisdicción con menor incremento interanual será La Rioja, con un 36,6% de expansión en las partidas. Una particularidad: ninguna de las transferencias federales para cubrir los gastos en las provincias supera la proyección de inflación de este año, prevista en 55%.

3.- El peso de las jubilaciones y de los subsidios sociales

De acuerdo con la iniciativa, a la que accedió LA GACETA, el gasto nacional se concentrará en Tucumán, como en gran parte de la Argentina, en los servicios sociales. De hecho, del total de erogaciones pautadas, el 93% corresponde al pago de jubilaciones, pensiones y beneficios sociales. En la reformulación del Presupuesto y del organigrama nacional, para el año que viene el Ministerio que más fondos transferirá a Tucumán (como al resto del país) será el de Salud y Desarrollo Social. De acuerdo con las cifras oficiales, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) gestionará partidas por un total de $ 94.393 millones, poco más del 72% del total de erogaciones federales. Las prestaciones previsionales (jubilaciones y pensiones) significarán $ 61.463 millones, mientras que las asignaciones familiares tendrán una partida global de unos $ 14.707 millones. En tanto que para capacitación laboral, el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación ha proyectado fondos por $ 70 millones para el distrito gobernado por Juan Manzur.

4.- Poco margen para las obras públicas

Las planillas del proyecto de Presupuesto Nacional 2020 muestran que la inversión en trabajos públicos seguirá siendo acotado. Por caso, dentro de lo que son los gastos financiados en Tucumán por el Ministerio del Interior se destaca que las acciones de Vivienda y Desarrollo Urbano tendrán una partida de $ 641,8 millones, focalizados en los apoyos para la ejecución de viviendas sociales y del Procrear. A su vez, el Ministerio de Transporte de la Nación tiene proyectados gastos por $ 1.244 millones, de los cuales la Dirección Nacional de Vialidad, con asiento en Tucumán, contará con $ 675 millones para mantenimiento y rehabilitación de red caminera y $ 47 millones presupuestados para construcción de autopistas y autovías.

5.- Para educación en todos sus niveles

El Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología ha pautado gastos por $ 10.772 millones para Tucumán. La Universidad Nacional de Tucumán (UNT) contará con una partida global de $ 8.984 millones para 2020 de los $ 194.217 asignados para todas las casas de altos estudios de la Argentina. Según las planillas, de ese total $ 4.994 millones corresponderán a la asistencia financiera para el pago de salario docente y autoridades superiores y otros $ 3.515 millones para no docentes. Para la gestión y asignación de becas a estudiantes tucumanos, la Nación aportará $ 542,6 millones, en el que el Progresar se llevará unos $ 521 millones. A su vez, el Fondo Nacional de Incentivo Docente contará con otros $ 738 millones.

6.- El cálculo de gastos e ingresos provinciales

En menos de un mes, el Ministerio de Economía de la provincia deberá enviar a la Legislatura el Cálculo de Gastos e Ingresos Totales de la provincia para 2020. El ejercicio nacional marca una pauta de a cuánto ascenderán las erogaciones provinciales respecto de este año (un piso del 40%). El mayor impacto estará dado por el incremento del gasto en Personal que implica cerca del 60% del total de erogaciones de la provincia para sostener los compromisos salariales con más de 120.000 agentes públicos. Tucumán mantendrá las pautas macroeconómicas nacionales: un crecimiento del 1% del PBI, una inflación proyectada del 34,2% interanual hasta diciembre de 2020 y un valor promedio del dólar de $ 67 hasta fines del año que viene.

La comparación interanual

$ 4,6 billones es el gasto total previsto por el Gobierno nacional en los 24 distritos del país para este año.

$ 92.131 millones es lo asignado como gasto federal en Tucumán.

$ 6,2 billones serán las partidas totales que se distribuirán en 2020.

$ 130.021 millones le corresponderán a Tucumán el año que viene.

Provincias, con estrés fiscal

Un cambio de tendencia

El resultado primario del conjunto de provincias argentinas pasó de presentar un déficit de 0,4% del PBI en 2017 a un superávit de 0,4% del PBI en 2018. Desde 2014 no se registraba un  resultado primario positivo en las cuentas provinciales. Los ingresos están mostrando un deterioro en términos reales, indica un informe elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). Es decir que se presenta la misma dinámica que el año pasado en relación a que los ingresos de las provincias caerían respecto al año anterior, lo que exigiría que el gasto vuelva a caer en términos reales si es que se quiere mantener superávit. El gasto real provincial debería volver a caer este año. Con solo mantenerse respecto de 2018 ya generaría una licuación del superávit primario, advierte el reporte. Pero este 2019 es un año eleccionario, por lo que se aprecia que en general las provincias acelerarán sus gastos, sobre todo los corrientes como el gasto en personal, acota. “Si una provincia está  aumentando sus erogaciones en términos reales la licuación del superávit es más acelerada  todavía. Por tomar un caso de notoriedad reciente, Chubut es una provincia que está atravesando un momento complicado en lo que respecta a sus finanzas públicas”, indica el diagnóstico de la consultora que dirige el economista Nadin Argañaraz. En un contexto de caída real  de los ingresos, el Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal indica que durante el primer semestre de 2019 la provincia registró un incremento del gasto corriente primario de 93,44%  interanual mientras que la inflación del período fue de 54,3% interanual. Esta situación generó una licuación del superávit primario registrado en 2018.

Dificultades financieras

Con la misma lógica, en caso de que la combinación de velocidades de la recuperación del gasto y de la caída del ingreso de una jurisdicción alcance determinados valores, podrán verse dificultades  fiscales (déficits) que no son una novedad para la historia económica de las provincias argentinas, pero que en un escenario como el actual en el que el acceso al financiamiento voluntario está cercenado, o resulta muy gravoso, tienen el potencial de generar situaciones de estrés fiscal y socioeconómico, puntualiza el Iaraf.  

El caso tucumano

Tomando como referencia las transferencias por coparticipación, leyes especiales y compensación hasta agosto último, el ranking de variación real de ingresos interanuales es encabezado por Buenos Aires, con una expansión real del 10,4%. Es la única provincia con esa tendencia. Tucumán, por ejemplo, ha experimentado una caída real de ingresos (deflactada con el IPC nacional del Indec) cercana al 3,2%. Ese porcentaje la ubica entre los distritos con menor impacto negativo por efecto inflacionario. Sin embargo, el Iaraf expone que, en la jurisdicción gobernada por Juan Manzur, el 73,8% de los recursos llegan por coparticipación, lejos de Formosa (93,6%) y distante de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con un 27,3% de dependencia nacional en sus ingresos totales.  

Comentarios