Un policía se presentó en una comisaría y denunció a sus compañeros por corrupción

Al agente del área Científica le parece irregular que se distraigan tantos efectivos para un servicio adicional. Señaló que una treintena de agentes custodiaban una fiesta privada en un boliche.

14 Ene 2019

Trabaja en la Policía, en el área Científica Norte, pero señaló que “hay actos de corrupción en la misma fuerza policial”. Se trata del empleado policial Darío Mauricio Sandoval, quien ayer un poco antes de las 6 se presentó en la comisaría de San Isidro Lules para denunciar que en un boliche de la zona había observado la presencia de móviles policiales y de una treintena de agentes “cubriendo un evento privado”. Según Sandoval, esto constituiría una irregularidad -aludió a un supuesto abandono de servicio-, responsabilizando de tal situación al jefe de la Unidad Regional Oeste, comisario mayor Marcelo Ibáñez. Además, grabó un video para dejar constancia de lo que estaba reseñando.

Según el documento que firmó en la comisaría, a las 5.30 circulaba por la ciudad en su vehículo particular cuando se “sorprendió” al ver que en el boliche “Country” había dos móviles policiales y también, en la cercanía, el móvil de traslado de la Unidad de Infantería. “Había aproximadamente treinta efectivos, personal de guardia, correctamente uniformados y usando equipos de comunicación que pertenecen a la institución policial, cubriendo un evento privado”, declaró.

UNO DE LOS MÓVILES. Esta unidad estaba ubicada cerca del boliche, al decir del denunciante Sandoval.

Responsabilizó por este hecho a Ibáñez porque permite que “personal de turno realice abandono de servicio y que hagan un servicio adicional en horario laboral, dejando desprotegida a la regional Oeste”. Y agregó una frase al texto: “hago constar que estoy realizando un seguimiento de esta situación desde septiembre de 2018”. En la comisaría de San Isidro Lules confirmaron la existencia de la denuncia, pero negaron que se haya dejado desprotegida la seguridad de la zona.

Sandoval, en diálogo con LA GACETA, sostuvo que ya hizo un par de denuncias, pero que no obtiene respuestas del Ministerio de Seguridad. “Decimos que hay inseguridad y no hay recorridos policiales, pero se pueden distraer 30 efectivos para proteger una fiesta privada”, acotó. Aseguró que mañana se presentará en la Justicia para ratificar la denuncia. “Iré hasta Derechos Humanos si es necesario, si no limpiamos la fuerza desde adentro, es imposible que el de afuera se porte bien”, finalizó.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios