La crisis renueva las modalidades de los delitos en Tucumán

Tres consejos para evitar ser víctimas.

16 Sep 2018

Los tiempos de crisis económicas se transforman en momento propicio para el desarrollo de nuevos ilícitos. En la última época se conocieron nuevas estrategias y reaparecieron modalidades delictivas que no estaban siendo utilizadas. El comisario Ramón Herrera, jefe de la ex Brigada de Investigaciones, brinda algunos consejos para evitar convertirse en una víctima de estos ilícitos.

Robo de ahorros

Una mujer de barrio Sur tenía los ahorros de su vida en un escondite de su casa. Estaba tan segura de que nadie se los tocaría que ni siquiera lo controlaba. Hace alrededor de una semana fue a buscar un objeto y notó algo extraño. Revisó el escondite y descubrió que alguien le había llevado U$S 40.000. Realizó la denuncia y el personal de la división Delitos contra la Propiedad descubrió que la empleada doméstica podría haber estar vinculada al robo. Llegaron a esa conclusión al descubrir que varios de los allegados a la sospechosa habían adquirido motocicletas, celulares y televisores. Secuestraron dinero en efectivo.

Consejo: El comisario Herrera indicó que lo ideal sería no tener sumas importantes de dinero guardado en la casa y, si no quedara otra alternativa, mantenerlo en el mayor de los secretos y no comentárselo ni a los más íntimos. “No es que se sospeche de los allegados, sino que muchas veces ellos pueden hacer un comentario que termina siendo escuchado por otra persona”, destacó.

Personal de servicio

Un hombre muy amable se presentó en una casa de barrio Norte como jardinero. Convenció a la dueña para que lo contratara y ofreció cobrar menos que otros colegas. Finalizó su trabajó y se retiró. Antes le dejó a la dueña de vivienda su número de teléfono. La mujer, a las pocas horas, se dio cuenta de que le habían sustraído varios elementos de su casa, entre ellos, un celular. Cuando habló por teléfono al trabajador, la voz de la operadora le avisó que era una línea inexistente. La víctima no hizo la denuncia porque estaba convencida de que el nombre que le habían dado era falso, al igual que la dirección. Fuentes policiales confirmaron que se denunciaron varios casos como este y que los ladrones se hacían pasar por pintores, plomeros y electricistas.

Consejo: “se recomienda contratar a alguien conocido o pedir referencias del trabajador. Tampoco es una buena idea recurrir a las personas que ofrecen realizar este tipo de trabajos pegando carteles en la calle. Hay que extremar todos los cuidados cuando se decide abrir las puertas a extraños”, dijo el jefe de la ex Brigada de Investigaciones.

Estafas con sueldos

Una empleada judicial fue aprehendida el viernes, acusada de haber extraído dinero a nombre de terceros que serían compañeros de trabajo. La mujer, que fue suspendida por la Corte Suprema, habría realizado esta maniobra porque tenía los datos personales de los damnificados. En los últimos tiempos también surgieron informes de personas que fueron estafadas por gente a la que les prestaban su tarjeta de débito para que le realicen extracciones de sus cuentas.

Consejo: el comisario Herrera sostuvo que estos casos se dan porque las víctimas, en un exceso de confianza, aportan información confidencial. “El PIN, los números de cuentas y las claves de seguridad son datos que deben mantenerse en secreto. Sólo pueden ser brindadas a terceros en caso de necesidad”, explicó. Recomendó pedir ayuda al personal de los bancos y no a desconocidos. Sugirió no anotar en papeles visibles esa información y, si lo hacen, no cargarlos.

Comentarios