Los sueldos básicos, con posibilidad de ajustes más adelante

Hay variantes, entre ellas, la cláusula gatillo.

11 Jul 2018
1

Durante los últimos tres meses se realizaron reuniones entre los diferentes gremios y representantes del Estado para acordar los aumentos salariales del corriente año. En promedio, las paritarias cerraron con un 15% de suba en un primer momento, aunque dependió de la habilidad de los sindicalistas para negociar sobre la retroactividad. Luego, el porcentaje básico subió hasta el 20%, cuando la mayoría de los grandes gremios ya habían acordado los aumentos.

Las variantes son amplias ya que, si bien el primer aumento se produjo en abril, el segundo varía según cada acuerdo. También entra en juego la cláusula gatillo que pudieron negociar algunos gremios y la revisión entre los meses de agosto y octubre que puede provocar otro aumento.

“Si bien el salario de la población puede tener un aumento en los próximos meses, también es necesario considerar otros factores como la corrida cambiaria de las últimas semanas y los aumentos en los servicios básicos. Estos movimientos económicos pueden generar momentos de incertidumbre en las personas, pero es necesario tomarse unos minutos para analizar los gastos y definir las diferentes opciones que se pueden implementar”, explica Rodrigo Nadal, director de Resolvé tu deuda.

Los súper y el dólar

También señaló que la suba del dólar tiene consecuencias en el bolsillo de las personas, ya que los supermercados trasladan el aumento que aplican sus proveedores a los precios finales en las góndolas. Al tener en cuenta el aumento de los servicios básicos, que ronda en promedio el 35%, la población necesitará más dinero para poder mantener el mismo estilo de vida y evitar caer en deudas. “Cuando se producen alzas en los precios que no son acompañadas por subas del salario, las personas deben tomar la decisión de dejar de pagar la tarjeta o pagar el mínimo porque necesitan ese dinero para alimentar a su familia”, mencionó el director de la reparadora de crédito, con presencia en México y Colombia. Para ganarle a la incertidumbre y evitar caer en deudas impagables, la reparadora de crédito da algunos consejos sobre finanzas personales:

Organizá un presupuesto: Establece metas y prioridades que funcionen como guías para los gastos que se realicen. También es elemental analizar los gastos e ingresos con los que cuenta cada persona para poder ajustar sus finanzas. Es importante la utilización de elementos o herramientas que ayuden en la organización de las deudas activas y fechas de vencimiento de estas.

Definí tus gastos y ahorros: Para poder mantener unas finanzas saludables es necesario identificar los gastos que se realizan y cuánto dinero se puede ahorrar. La reparadora de crédito recomienda utilizar la regla 70-30, en la que se destina 70% de los ingresos a los gastos básicos como vivienda, alimentos, salud, transporte y educación. El restante 30% se divide entre el pago de deudas, ahorro y entretenimiento. Una vez que se cancela una deuda, el 10% de ingresos que se destinaban a su pago pueden derivarse a entretenimiento o ahorro.

Prevení posibles imprevistos: En estas situaciones donde aumentan los gastos básicos, pero no así el sueldo, lo mejor será destinar menos dinero a entretenimiento y guardar algo de plata por si los servicios siguen en aumento y no así el sueldo.

En Esta Nota

Protesta gremial
Comentarios