Rusia deja atrás la tristeza y celebra su gran Mundial

09 Jul 2018

De Ulrike John y Claudia Thaler, DPA.-

A pesar de tener un lugar asegurado en la historia del fútbol ruso, el técnico Stanislav Cherchesov estaba decepcionado tras la derrota por penales ante Croacia. Ni la llamada del presidente Vladimir Putin, que los felicitó a él y al equipo, sirvió de consuelo. “Nos sentimos un poco como reclutas que fueron retirados temprano”, ilustró Cherchesov, que llevó a Rusia a las puertas de la semifinal del Mundial del que era local. Un resultado nada despreciable, aunque el estratega sentía que podían ir por más. “Queríamos servir a la patria hasta el 15 de julio”, agregó, siempre en lenguaje castrense.

A pesar de ser la selección con peor ranking de las 32 que participaron, Rusia sorprendió al avanzar detrás de Uruguay en la fase de grupos y vencer a España en octavos de final. “Nuestros corazones están rotos. Luchamos como leones. Que hayamos llegado tan lejos es un sueño increíble. Toda Rusia respira fútbol”, expresó el delantero Artem Dzyuba.

“Tengo que disculparme por el penal fallado”, confesó Mário Fernandes, que marcó el empate 2-2 en la prórroga pero malogró su tiro en definición.

Sin embargo, el equipo pareció ver todo con una perspectiva más positiva en la celebración junto a los aficionados en la “fan zone” de Moscú. “En cuatro años lo haremos todavía mejor”, prometió Cherchesov, frente a miles de hinchas. En el escenario, frente a la prestigiosa Universidad Lomosonov, los jugadores rusos también agradecieron a los aficionados, que respondieron eufóricos.

Antes de Qatar asoma la Eurocopa de 2020, un reto que la dirigencia del fútbol ruso quiere afrontar con Cherchesov, quien sin embargo no aseguró su continuidad en el cargo.

En Esta Nota

Rusia Notas de opinión
Comentarios