Un magnate condenado

08 Jul 2018
1

El magnate minero y petrolero Eike Batista, que llegó a ser el hombre más rico de Brasil, fue condenado a 30 años de cárcel por sobornar al exgobernador de Río de Janeiro. La sentencia a Batista es la más reciente en el marco de las investigaciones por corrupción que han puesto tras las rejas a decenas de poderosos empresarios y políticos de Brasil. Batista, de 61 años, era una de las 10 personas más ricas del mundo, según Forbes; fue hallado culpable de pagar 16,5 millones de dólares de soborno al ex gobernador Sergio Cabral, quien también fue culpado en el caso. A cambio del soborno, empresas de Batista obtuvieron contratos con el Estado.

Comentarios