Un tucumano participó del descubrimiento de un nuevo pez en la Cuenca del Bermejo

Se trata del investigador de la Fundación Lillo Guillermo Enrique Terán. La nueva especie fue bautizada como Austrolebias wichi.

29 May 2018

Sorprenderse y abrir más los ojos. Leer historias reales nuevas, desconocidas, alimenta la imaginación. Eso es lo que generan los descubrimientos y gracias a la ciencia se puede experimentar inéditos sentimientos. Entonces, los intrépidos de conocimiento seguro celebrarán que una especie -nueva para la ciencia- de pez estacional en estado crítico de conservación haya sido encontrada en la región del Chaco Occidental, en la Cuenca del Bermejo. Y un tucumano fue parte del equipo de investigación.

La nueva especie bautizada Austrolebias wichi acaba de ser presentada en una publicación en la revista científica Plos One, cuyo trabajo fue realizado por científicos de la Fundación Miguel Lillo (FML), del Conicet y del Grupo de Investigación y Conservación de Killis (GICK), en colaboración con una investigadora de la Universidad de la República de Uruguay. El equipo está integrado por Felipe Alonso (Conicet), el tucumano Guillermo Enrique Terán (FML), Pablo Calviño (GICK), Ignacio García (GICK), Yamila Cardoso (Conicet) y Graciela García (Universidad de la República, Uruguay).

Como detallaron los especialistas, la nueva especie pertenece a un grupo particular de peces que habita en ambientes acuáticos temporarios conocidos como “peces anuales” o estacionales, pertenecientes al orden Cyprinodontiformes y son denominados killis o “killifish” en el mundo acuarístico. Además, habitan en ambientes acuáticos que se secan completamente durante una parte del año. Entonces, los huevos permanecen en el sustrato pero eclosionan con la llegada de las lluvias. Por esta razón, los pobladores locales los conocen como “los peces que caen con las lluvias”, detallaron en la publicación los científicos.

El género de peces anuales Austrolebias cuenta con 48 especies, de las cuales 10 habitan en Argentina incluyendo esta nueva, distribuidas en la cuenca del Plata y cuencas costeras del sur de Brasil, Uruguay y Buenos Aires, añadieron. El nombre de la especie nueva está dedicado a la etnia wichi que habita en la zona donde se la descubrió. Guillermo Enrique Terán habló con LA GACETA sobre el descubrimiento, su participación y el futuro de la investigación.

- ¿En qué contexto se inició esta investigación?

- La descripción de esta especie nueva para la ciencia tuvo su origen por la combinación de dos factores. En primer lugar, el trabajo que estamos realizando desde el Grupo de Investigación y Conservación de Killis (GICK). Este grupo de estudio está abocado a diferentes aspectos relacionados con la biología, diversidad y conservación de las especies de peces del Orden Cyprinodontiformes, con énfasis en aquellas neotropicales. Por otra parte, el trabajo en taxonomía y filogenia que realiza el grupo de investigadores en peces de la Fundación Miguel Lillo. La descripción del “nuevo Killi” se remonta a los relevamientos de especies en la cuenca del río Bermejo, iniciados por los doctores Juan Marcos Mirande y Gastón Aguilera.

-¿Cuál fue su participación en esta investigación?

- El primer autor del trabajo es el doctor Felipe Alonso, quien junto con Pablo Calviño colectaron esta especie.

En cuanto a mi participación, colaboré tanto en la descripción de la especie, como en los análisis de las relaciones filogenéticas, que permite su ubicación en el contexto del parentesco con las especies relacionadas.

-¿Por qué está en estado crítico de conservación?

- La nueva especie es conocida de un único charco de la cuenca del Bermejo en la región del Chaco Occidental o Chaco Semiárido y su estado de conservación es crítico debido al impacto que tienen en la zona las actividades antrópicas como la canalización de humedales, pérdida del bosque nativo por el avance de la frontera agropecuaria y el uso de agroquímicos.

-¿Cuál es el siguiente paso cuando se descubre una nueva especie?

- Por un lado, el Grupo de Investigación y Conservación de Killis continúa con la investigación de distribución y biogeografía de este interesante grupo de peces, en el que se destacan aspectos curiosos de su ecología y comportamiento. En un contexto más amplio, continuamos los estudios de diversidad, en particular la taxonomía y distribución geográfica de peces neotropicales, una rama muy fuerte del área Zoología de la Fundación Miguel Lillo.

Comentarios